Se desmoronó la barda

La lluvia que se registró ayer por la tarde, provocó el derrumbe de una barda de adobe de una casa abandonada. Afortunadamente, en esos momentos no pasaba ninguna persona por el lugar, por lo que no se reportaron lesionados.
Fue a las 20:18 horas de ayer cuando elementos de Bomberos Municipales, personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil y policías municipales se trasladaron a la calle J. Guadalupe Posada, en el Barrio de San Marcos, tras reportarse la caída de una barda que medía 8 metros de largo y 3 metros de altura.
Se determinó que el problema se originó aparentemente debido a la humedad excedente por la lluvia que cayó durante la tarde. Ningún domicilio aledaño al lugar del siniestro se vio afectado.