El Instituto de Educación de Aguascalientes se declaró muy preocupado por los recursos federales que están bajando a través del programa “La Escuela es Nuestra”, orientados al mantenimiento de los planteles educativos, pero los dineros se entregan a comités de padres de familia que deben buscar asesoría técnica para la realización de las obras, y no se cumple con esta medida.

Enrique Moran Faz, director de Planeación y Evaluación del IEA, aseveró que alrededor de 80 escuelas de nivel básico han recibido recursos en el estado de Aguascalientes, ubicadas en medios rurales, pero se desconoce cuáles son, el avance y el tipo de obras ejecutadas, si son seguras o no para la asistencia de estudiantes y trabajadores de la educación.

Explicó que los comités escolares de administración participativa integrado por padres de familia, en el mejor de los casos tratan de invertir los recursos de la mejor manera.

La administración de este programa resulta muy peligrosa para la autoridad educativa, porque primero ponen como encargados a personas de escasos recursos y exigua formación profesional para que administren los dineros que deben ser invertidos para diversos proyectos como la construcción de una barda, un salón de clases o baños.

Los lineamientos de esos comités establecen que deben llevar una asesoría técnica para evitar que se contrate a los amigos o a conocidos y hagan las obras a su entender y no como lo establece la normatividad para el desarrollo de infraestructura física educativa.

Se tiene el conocimiento de obra realizada en escuelas que se han caído y que fueron realizadas por los padres de familia, sin contar con una asesoría técnica, de ahí la preocupación seria y formal de la operación del programa “La Escuela es Nuestra”, porque el IEA no ha recibido la información oficial por parte del Gobierno Federal a través de la Secretaría de Bienestar sobre los planteles beneficiados.

Por ello, el director de Planeación y Evaluación del IEA denunció la actitud de los servidores de la nación que ejecutan este programa, es necesario saber qué les aconsejan si los hacen ellos solos sin pedir ninguna autorización ni consejo al Instituto de Educación que es el rector de la seguridad de la comunidad educativa.