César Daniel Martínez Cisneros 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante denuncias de hostigamiento en albergues para migrantes, el Instituto Nacional de Migración (INM) se deslindó de participar en dichos actos, los cuáles, dijo, se han dado por denuncias ciudadanas.

Hoy la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió medidas cautelares luego que organizaciones civiles denunciaran que en los últimos días elementos de la Guardia Nacional y la Policía Federal realizaron operativos de revisión migratoria afuera de los albergues Exodus Came, de Agua Prieta, Sonora, y Casa del Migrante, de Saltillo, Coahuila.

“Se aclara que personal adscrito a esta dependencia no intervino en estas conductas, debido a que la presencia de personal de seguridad se derivó de denuncias ciudadanas realizadas por la misma comunidad”, indicó en un comunicado el INM.

“El Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), promueve y respeta las leyes mexicanas, principalmente la de Migración, así como los tratados internacionales, basando su actuar en el respeto a los derechos humanos de las personas extranjeras que ingresan al país, sin hacer distinción por su situación migratoria”, dijo.

Agregó que la muerte de una niña en la estación migratoria de la Ciudad de México aún investigada por las autoridades y aseguró que ese espacio, conocido como “Las Agujas”, no cuenta con ninguna recomendación de la CNDH pendiente de ser atendida.

Y aseguró que a pesar de que organizaciones civiles promovieron un amparo para que los menores de edad no permanezcan en la estación “Las Agujas”, la autoridad judicial no se ha pronunciado, por lo que el INM no incumple ninguna orden judicial.