El pasado domingo los Rieleros de Aguascalientes culminaron su participación en la Liga Mexicana de Beisbol, quedando fuera en la primera ronda de playoffs este año dando un paso atrás con respecto a lo realizado en el 2021 en donde pasaron a la segunda ronda de la postemporada.
El 2022 terminó siendo un año totalmente de altibajos para los de Luis Carlos Rivera que arrancaron la campaña con un nivel extraordinario que les fue dejando victorias importantes para meterse entre los mejores de la zona norte durante las primeras semanas de campaña regular. Cuando la temporada se hizo adulta, llegó el golpe de realidad para la Máquina que vio cómo las derrotas llegaban una tras otra dejando ir varias series sobre todo en casa que nunca pudo pesar como se esperaría con el apoyo que tuvo este año el Riel en el Romo Chávez.
Cuando las cosas se complicaron pensando en los playoffs, los Rieleros reaccionaron gracias a una racha de 10 victorias al hilo, esta racha fue la clave para que el Riel recuperara terreno y asegurara prácticamente con dos series por jugar el sexto sembrado de la zona norte. Ya en playoffs la misión se veía complicada, pero el no pelear si quiera por el lugar disponible para avanzar como el mejor perdedor de serie fue algo que dejó con mal sabor de boca a la afición que este año no pudo ver un triunfo de su equipo en postemporada.
Entre las buenas noticias que tiene el equipo de cara al futuro, están los cambios de último momento que se hicieron que lograron una revitalización en el line up que se convirtió en uno de los mejores a la ofensiva con Carlos Muñoz y Henry Alejandro Rodríguez como figuras. Además, lanzadores como Erick Leal y José Luna lucen como líderes del montículo en el futuro, pero otros nombres como Daniel Díaz dieron un paso atrás en su nivel. La clave para Rieleros será encontrar a abridores que le den solidez a la rotación del equipo que nunca se pudo establecer y que fue perdiendo nivel conforme avanzó la temporada hasta ser uno de los más débiles de la liga. Por lo pronto, con un año que empezó fuerte y terminó con sabor amargo, se despide el Riel que pitará hasta marzo del 2023.