CDMX. -En medio de rumores de divorcio, se informó que Jennifer Lopez y Ben Affleck han vendido desde inicios de junio obras de arte que formaban parte de su casa conyugal en Beverly Hills.
Después de que el actor fuera captado sacando sus pertenencias de la mansión mientras la cantante se encontraba en Europa, el sitio Page Six reveló que desde junio la famosa pareja se ha deshecho de valiosos artículos con coleccionistas.
No ha trascendido los detalles de los objetos puestos a la venta, pero el portal Perez Hilton sugiere que podría ser una señal del inminente final del matrimonio entre ambas estrellas, a dos años de su boda en Las Vegas.
De acuerdo con People, Affleck nunca estuvo contento con la ubicación de la mansión, debido a que la consideraba lejos de sus hijos.
A mediados de mayo pasado se desataron las especulaciones sobre un rompimiento entre Affleck y Lopez, quienes hace 20 años estuvieron a punto de casarse.
Lopez, primero, fue vista sola desfilando en la gala del Met y, días más tarde, él saliendo muy por la mañana en una casa rentada.
TMZ asegura que ambos han vivido en residencias separadas durante las últimas semanas; no han sido fotografiados juntos desde hace más de un mes.