Alrededor de 6 mil lotes baldíos existen entre el primero y tercer anillo de circunvalación, donde un 25% no son atendidos por sus propietarios para desmalezarlos y limpiarlos para cumplir con la normatividad vigente y colaborar en términos de seguridad para que nadie se pueda esconder en ellos.

Al informar lo anterior, el secretario de Desarrollo Urbano, Jaime Gallo Camacho, señaló que es una constante el requerimiento de los propietarios particulares para que cumplan con sus responsabilidades con sus lotes baldíos y recordó que las sanciones económicas pueden oscilar de 1,800 a 25 mil pesos.

Indicó que con los dineros que se cobran en las multas se sufragan los gastos generados por el Municipio al acudir a limpiar y desmalezar propiedad privada. De igual manera, a esos propietarios se les cobra el servicio cuando deben pagar el impuesto predial de sus terrenos.

Por año se tiene registrada la expedición de aproximadamente 950 requerimientos, de los cuales unos 400 propietarios de terrenos no brindan voluntariamente atención de limpieza de sus lotes y la otra cantidad sí lo hace.

El titular de la SEDUM mencionó que año tras año se tiene una lista de unos 120 dueños particulares que son reincidentes al no limpiar sus lotes baldíos, lo cual responde a que enfrentan procesos jurídicos, no viven en la ciudad y se los dejan encargados a personas que no tienen los recursos para que los desmalecen.

Dentro del primero y segundo anillo deben existir alrededor de 4 mil lotes baldíos desocupados, y un 25% de ellos enfrentan la problemática de no ser limpiados por sus tenedores y hay que estarlos requiriendo para que hagan las labores de limpieza y desmalezado. Los predios van desde 100 metros hasta varias hectáreas.

“Entre el segundo y tercer anillo se tienen identificados alrededor de 2 mil lotes baldíos, aunque el mayor número de quejas ciudadanas se generan en torno a los terrenos que se ubican dentro del primero y segundo anillo de circunvalación”, concluyó.