Como cada que llueve mucho en Jesús María, la presa Chichimeco, con capacidad para almacenar 643 mil metros cúbicos, lleva días derramando agua, lo que ayer provocó la incertidumbre en habitantes de la comunidad El Cenizo, ya que algunas de las familias fueron evacuadas y llevadas a un albergue municipal, en tanto que otras optaron por quedarse a cuidar sus pertenencias a pesar del peligro.

El coordinador municipal de Protección Civil de Jesús María, Roberto López Rodríguez, dio a conocer que esta presa se encuentra por arriba del 100% de su capacidad y comenzó a bordear por su vertedor desde principios de la semana, lo que ha provocado encharcamientos en las zonas aledañas a la misma.

Además de la comunidad de referencia, también tuvo que instalarse un cordón de seguridad en la carretera de San Antonio de los Horcones a Valladolid, pues en uno de sus tramos el agua invadió la vialidad por encima de los 35 centímetros, por lo que Policía Vial se mantuvo en vigilancia para cuidar el paso con precaución de algunos vehículos y de ser necesario, cerrarlo en definitiva, lo cual no ocurrió, al menos no ayer.

No obstante, las autoridades estatales y municipales se mantienen atentas a la emergencia que se pudiera presentar, dado que el pronóstico indica que las lluvias continuarán, de ahí que las comunidades asentadas alrededor de la presa Chichimeco están en observación permanente, y si bien algunas familias fueron llevadas a albergues, no todas quisieron ir y es a quienes se estará protegiendo, dijo.

Labores de rescate

Por lo que respecta a Protección Civil del Estado, la Policía y Bomberos Estatales, también participaron en labores de rescate y apoyo a habitantes de El Cenizo, pues el escurrimiento de aguas ha provocado el lleno total del embalse cercano a dicha comunidad.

Héctor Reyes Hernández, coordinador Estatal de Protección Civil, refirió que las familias que habitan en esa zona han sido atendidas, aunque el agua que afectaba hasta ayer en la comunidad comenzaba a descender, pero la emergencia no ha pasado en el lugar.

Indicó que fue cerrada la carretera 18, que es la que conduce a Valladolid y fueron evacuadas 20 personas, cinco viviendas de la parte de acceso a la comunidad, y otras cercanas al cuerpo de agua.

En tanto que el DIF-Estatal activó el refugio temporal en Jesús María, donde se recibirá a quienes lo necesiten y ofrecerán alimentos calientes a las personas que sean evacuadas y llevadas a este sitio por precaución. Además, tres salones de San Antonio de los Horcones, también fueron habilitados como refugio.