Gisela García Feliciano 
Agencia Reforma

CDMX.- Celia Lora no tiene pelos en la lengua y le confesó a Yordi Rosado cómo vivió el accidente en donde supuestamente mató a un hombre en 2010.
La playmate provocó revuelo con su confesión, pues dijo que podrían haberla usado como chivo expiatorio del gobierno de ese tiempo para desviar la atención del caso de la pequeña Paulette Gebara, que había ocurrido dos meses antes.
“A ver si esto no lo vetan: acababa de ser lo de Paulette y siempre necesitas algo para desviar la atención de una cosa así y en ese momento, no sé si te acuerdas, fui yo.
Celia se defendió, pues agregó que se dijo que estaba alcoholizada, cosa que no fue cierta.
“Yo iba sola, estaba en una vuelta U de llegar a mi casa. Si hubiera venido hasta el huevo como decían, inventaron una cosa que es imposible de grados de alcohol.
“Sí tomé pero no al grado de lo que se dijo. El problema es siempre mi cara porque la pinche vecina esa dijo, su papá es Alex Lora, me empezaron a pedir dinero luego luego”, explicó.
La playmate indicó que la familia del fallecido le pidió dinero para no mandarla al tambo.