CDMX.- En un drama intenso de telenovela, se dio a conocer que la actriz Claudia Martín y su aún esposo, el productor Andrés Tovar, se separan luego de dos años de matrimonio y se señaló a Maite Perroni, la ex RBD, como la supuesta causante del divorcio.
Esta historia, no salida de un libreto, pero sí de una revista nacional, fue negada por Guillermo Pous, abogado y amigo de Perroni, quien ya tomó cartas en el asunto, luego de haber tenido una charla con la actriz y cantante para detener estos ataques.
“(Maite) está tranquila porque sabe que no es verdad, seguramente incómoda por la situación tan lamentable en la cual la ponen, y además falsamente”, afirmó Pous.
Los reclamos formales que ya se iniciaron en contra de la protagonista de la telenovela Fuego Ardiente son acciones civiles por un uso no autorizado de imagen y por un atentado a Perroni, así como por daños y perjuicios como consecuencia del daño moral.
“Se realizó un reclamo directamente en contra de la señora Martín, ya que ella participó, aportando a la falsa información en una revista, junto al señor Cristián (Koko) Stambuk, quien fue la pareja de Maite”, explicó Pous.
“Se le envió un reclamo a la señora Martín para que se abstenga de continuar haciendo esto y, en todo caso, se le invita a que realice cualquier clase de aclaración en honor a la verdad; es decir, que no tiene nada que ver Maite con absolutamente nada”.
Aclaró que no hay una acción legal oficial, sólo una carta personal.
“No (acción legal), porque esto sucedió apenas el martes, pero sí mediante un escrito de manera directa y personal a ella (se le hicieron los reclamos)”, detalló.
Ayer, Martín confirmó la separación de su esposo. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)