Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que «Beryl» se debilitó como huracán categoría 1 y ahora es una tormenta tropical.

«Las condiciones de tormenta tropical continúan en partes del norte de la Península de Yucatán», destacó el NHC en su cuenta de X.

La Gobernadora de Quintana Roo, Mara Lezama, informó que las condiciones del tiempo en el Estado permiten reactivar el transporte.

A través de sus redes sociales, la Mandataria indicó que también se levanta la ley seca en toda la entidad.

Detalló que, con el apoyo de elementos de la Secretaría de Seguridad de Quintana Roo, se «liberó» la carretera hacia la zona hotelera de Tulum.

Lezama recordó que, si bien el ojo de «Beryl» ya está en Yucatán, los municipales de Quintana Roo se mantienen en alerta roja.

«Iniciamos la fase de auxilio y nos encontramos alistándonos con todo el estado de fuerza y las brigadas de ayuda para salir a ayudar a la población que lo necesite, abundó.

Descartan daños a red hidráulica

La Gobernadora reiteró que, con informe recabada hasta el momento de todos los Centros de Mando, se reporta saldo blanco tras el paso se «Beryl» en el Estado.

Precisó que no se reportan daños en la red hidráulica y que la mayoría de los reportes están relación con cortes de energía, así como caída de postes árboles y algunas estructuras.

«Invitamos a quienes se encuentran en los refugios, a mantenerse ahí hasta que las autoridades emitan que ya no hay peligro», insistió Lezama.