En este ciclo lectivo 2019-2020, cuatro planteles educativos ubicados al oriente y sur poniente se han visto involucrados con la venta de drogas en el exterior y riñas entre los estudiantes, aunque no se han generado denuncias formales. El director del Instituto de Educación, Raúl Silva Perezchica, mencionó que los procesos judiciales por la venta o consumo de sustancias prohibidas en las escuelas implican un tratamiento especial al estar implicados menores de edad.
Sin embargo, dijo, los casos han sido tratados en los planteles educativos por parte de personal especializado para apoyar a los menores de edad y mantener el orden en las escuelas. Detalló que las sustancias psicoactivas que se buscaban vender los propios estudiantes eran el cristal, la cual se encuentra de moda, así como el uso de solventes.
En el caso de las secundarias es común que los estudiantes alardeen que traen ese tipo de sustancias prohibidas, pero no las portan. Agregó que la autoridad educativa se mantiene en alerta para proteger la seguridad de los niños y de los adolescentes.
El Instituto de Educación agradece la colaboración de todas las corporaciones policiacas del estado y los municipios por su respaldo para salvaguardar la seguridad entorno a los planteles educativos, en especial lo que sucede alrededor de los mismos para contener la venta de droga y las riñas que se generan en las inmediaciones entre las y los estudiantes.
Además, es indispensable que los maestros no enfrenten a ningún infractor de la ley o a los delincuentes, ya que esa responsabilidad le corresponde a los policías. Por esa razón se ha ordenado a los docentes a que no se inmiscuyan en situaciones de inseguridad pública, ese es quehacer de los elementos de las secretarías de Seguridad Estatal y municipales.