Este miércoles 8 de mayo se cumplieron 13 años desde el «levantón» que sufrieron dos jóvenes aguascalentenses mientras estaban de vacaciones en Puerto Vallarta, Jalisco, acompañados de sus familiares. Desde esa fecha, no se ha vuelto a tener noticias de su paradero, y las investigaciones realizadas por la Fiscalía General de Jalisco y la FGE de Aguascalientes se encuentran estancadas.
Una de las principales líneas de investigación sugiere que se trató de una desaparición forzada llevada a cabo por agentes de la Policía Ministerial del Estado de Aguascalientes, quienes aparentemente se «confundieron» al intentar detener a integrantes del grupo delictivo conocido como Cartel de «La Oficina».
La noche del 8 de mayo de 2011, hombres con el rostro cubierto y armas largas irrumpieron violentamente en los Condominios Cócorit, ubicados junto al Malecón en Puerto Vallarta, donde se hospedaban los jóvenes Arturo Muñoz Romo, de 17 años, y José Guadalupe Rodríguez de León, de 15 años, ambos originarios del municipio de San Francisco de los Romo.
Con lujo de violencia, los sacaron del departamento y los subieron a una camioneta Dodge Ram pick up de color blanco, con vidrios polarizados y sin placas de circulación, llevándoselos con rumbo desconocido. Los familiares de los dos jóvenes fueron testigos del «levantón» pero no pudieron hacer nada para impedirlo, ya que fueron amenazados con los rifles de asalto que portaban los sospechosos.
Durante las investigaciones de la FGE de Jalisco, se estableció que los jóvenes fueron desaparecidos por agentes de la Policía Ministerial de Aguascalientes, quienes se trasladaron a Puerto Vallarta en busca de integrantes de «La Oficina». Incluso, esta versión fue confirmada por el encargado de recepción del condominio, quien indicó que los sujetos armados se identificaron como policías ministeriales de Aguascalientes y llegaron en la mencionada camioneta Dodge Ram blanca y un automóvil Nissan de color negro.