Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras autoridades federales y de Guanajuato, resbalan sus responsabilidades, la familia de José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, líder del Cártel Santa Rosa de Lima, se encuentra en libertad.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la liberación de la madre del capo está relacionada con transas y corrupción, e incluso cuestionó que el Fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, lleve 12 años en el cargo.
“Es muy raro todo lo que está pasando en Guanajuato, es el estado con más homicidios, pero ya lleva tiempo; y las autoridades judiciales son las mismas, el Fiscal de Guanajuato lleva ya muchos años”, manifestó.
El Gobernador panista reviró que, de acuerdo con los delitos que provocaron el operativo -con la incautación de 1 kilo de metanfetaminas y 2 millones de pesos en efectivo-, la FGR debió atraer el caso.
“Desde la mañanera se politiza la seguridad”, reprochó Diego Sinuhé Rodríguez.
Fuentes de la FGR aseguraron que tomaron el caso de la mamá de “El Marro” porque estuvo plagado de irregularidades.
El operativo fue encabezado por el Ejército quien realizó un cateo sin orden judicial.