Desde nuestros inicios como especie, la humanidad se ha caracterizado naturalmente por el continuo proceso de satisfacer sus necesidades, desde aquellas que nos ayudan a crecer como otras que están enfocadas en la supervivencia.

Como mercadólogo, entender este tema nos ayuda a ver cómo se mueve el mundo, saber qué área estamos solucionando ante la infinidad de ofertas que hay en el mercado, no todas arreglan lo mismo, y lo podemos filtrar a través de la pirámide de Abraham Maslow, un psicólogo americano que catalogó las necesidades humanas en 5 niveles: fisiológicas, seguridad, pertenencia, estima y ser.

Habiendo entendido el contexto, es momento de cuestionar lo siguiente… ¿Las necesidades se crean o se descubren? Curiosamente esta pregunta surgió cuando mi aaaaamplia memoria fotográfica me transportó a mis clases de la carrera, cuando dos profesores entraron en disputa por pensar de manera distinta, es decir, uno apoyaba en que se crean y otro en que se descubren, y actualmente veo que el debate sigue vigente, al menos en internet.

En lo personal, yo apoyo la postura de que las necesidades se “descubren”, y me baso en la realidad que vivió Henry Ford, hay una frase suya que dice “si le hubiera preguntado a la gente, me habrían pedido caballos más rápidos”, la necesidad de moverse o transportarse siempre ha existido desde que nacemos, en todo caso, gracias a la innovación, se introdujo un nuevo medio de traslado, uno que no dependiera de animales y que fuera cómodo, dos problemáticas a resolver en esa época… ¿Qué hay de los teléfonos inteligentes? Es bastante obvio que el homo sapiens no los requería para comunicarse, la evolución juega un papel importante en este asunto.

¿Cómo se traduce esto en la actualidad? Los restaurantes son un claro ejemplo en Aguascalientes, la oferta es amplia que luego la gente ignora las posibilidades de que su emprendimiento sume a la sociedad o se vuelva uno más del montón, las personas siempre tienen sus lugares favoritos, pero en el fondo, siempre se busca cambiar de aires hasta en el mínimo detalle, explorar opciones existentes que no están acostumbradas a vivir o que antes no tenían a la mano.

En la publicidad se puede pensar que se crea la necesidad, pero en realidad se fomenta el deseo, y no, no son lo mismo, las marcas hacen propuestas con base en lo que ven, comunican el mensaje a su modo por el tamaño de la competencia o por el simple hecho de darse a conocer, y atraen la atención de aquellas masas que se identifican, que tienen una o varias necesidades en común.

Así que, en mi humilde opinión, las necesidades se descubren, y en todo caso, se crean los medios para solventar.

Sitio web: www.molonetmx.com

Facebook, Instagram y Twitter: @molonetmx

LinkedIn: Hugo Morales Lozano