El domingo tuvo un sabor especial en la Liga Estatal de Baloncesto de Aguascalientes que definió su segunda categoría al tener el enfrentamiento entre Abarrotes Torres y Papás V-Lobos que se disputaron la gran final en el Hernández Girón luego de una larga temporada en la que lograron alzarse como los dos mejores equipos. Tal y como se esperaba terminó siendo un duelo bastante parejo que tuvo muchos momentos diferentes que fueron intercambiando al favorito, al final fue un jugador determinante el que marcó la historia.
Durante el amanecer del partido Abarrotes Torres inició mejor anotando siete puntos sin respuesta, José de la Cruz, Ari Vázquez y Alejandro Díaz fueron los que anotaron. Conforme pasaron los minutos V-Lobos se acomodó mejor en la duela consiguiendo puntos con Emiliano Ochoa y Rafael Rodríguez como principales armas, la diferencia fue tan solo de dos para Abarrotes Torres en el primer cuarto. Las cosas se pusieron solo de un lado en el segundo periodo cuando con una ofensiva muy explosiva Abarrotes Torres logró aumentar un poco la distancia yéndose hasta con siete unidades al medio tiempo.
El capitán Luis Villalobos junto con Rafael Rodríguez fueron recortando distancias en favor de V-Lobos que se puso a solo un punto en el marcador luego de tres cuartos gracias a una defensiva muy eficiente que limitó a solo 9 puntos en todo el tercer periodo a Abarrotes Torres que se fueron desesperando sobre todo con el tema de las faltas. El momento anímico se fue totalmente para V-Lobos que aprovechó el gran momento de Rafael Rodríguez que estuvo intratable en la pintura ganando rebotes y logrando conectar tiros libres para ponerse arriba a la mitad del cuarto episodio. Por más que Abarrotes Torres trató de reaccionar, erraron los tiros decisivos quedando sin opciones de ser campeones. Con pizarra final de 55-50 los Papás V-Lobos se coronaron campeones de la Segunda Fuerza. La figura del partido fue Rafael Rodríguez que se llevó 26 puntos a su cuenta en un día espectacular para él que dejó sin opciones a la defensiva rival.
Al final del encuentro el conjunto de Abarrotes Torres recibió el reconocimiento del segundo lugar además de que Ari Vázquez se ganó el premio al campeón encestador. Por su parte, Papás V-Lobos tuvo el trofeo que los adjudica como campeones y luego posaron para la foto del recuerdo, ambos trofeos fueron entregados por Roberto Ocaña, líder de esta liga que ha dejado excelentes resultados en los últimos meses y que ahora tiene ya a dos campeones faltando sólo la Primera Fuerza de definirse.