El futbol americano femenil de Aguascalientes simplemente se ha convertido en una potencia a nivel regional y nacional gracias al trabajo de una comunidad bastante grande, que año con año se dedica al desarrollo de esta disciplina, además claro del talento que existe con varias jugadoras que llevan años en este deporte.
La Liga de Football Femenil del Bajío tuvo su gran final el pasado domingo por la mañana en las instalaciones del Parque de Ciudad Industrial, que abrió sus puertas para el duelo entre las Diablas del Sol Aguascalientes y el Vipers de León.
El ambiente fue inmejorable con ambos equipos teniendo el apoyo de familia y amigos en las gradas, creando una rivalidad también desde el apoyo y las porras que perduraron durante todo el encuentro. A diferencia del partido de temporada regular, en donde las Diablas le pasaron por encima a Vipers, en esta ocasión el partido fue mucho más peleado.
Incluso Vipers logró perforar en dos ocasiones la defensiva de Diablas, que no había permitido ni un solo punto en toda la temporada. No obstante, nuevamente las Diablas sacaron a relucir ese talento que las llevó a tener una temporada regular perfecta, y con marcador de 18-14 se proclamaron como las monarcas de la liga.
De esta manera Diablas del Sol Aguascalientes sumó un título más a sus vitrinas, en un torneo que recordarán por muchos años pues no perdieron ni un solo partido, consiguiendo el campeonato de manera perfecta. Jugadoras y cuerpo técnico celebraron eufóricamente este nuevo logro, que mantiene a Aguascalientes como el estado más poderoso a nivel regional y como uno de los más talentosos en todo México dentro del americano femenil.