Luego de una prolongada agonía de más de un mes, finalmente murió la mujer que fue quemada por su esposo, tras haber sostenido una acalorada discusión cuando festejaban el Día de la Madre.
Fue el pasado lunes por la noche que se reportó la muerte en el Hospital Hidalgo, lugar donde se encontraba internada la señora Erika, de 41 años.
De acuerdo a la necropsia que fue realizada en el Servicio Médico Forense, la mujer murió por una descompensación provocada por las quemaduras de segundo y tercer grado que presentaba en el 45 por ciento de la superficie corporal.
La señora Erika ingresó al Hospital Hidalgo durante la madrugada del sábado 11 de mayo del 2024, tras haber sido quemada por su esposo, en un domicilio ubicado en la calle Antonio Cardona, en la colonia Los Pocitos.
Las investigaciones llevadas a cabo por agentes del Grupo Homicidios de la PDI, permitieron establecer que el viernes 10 de mayo, la señora Erika y su familia asistieron a un convivio para festejar el Día de la Madre.
Sin embargo, ya por la noche, se suscitó una discusión con su esposo de nombre Humberto, de 44 años, por lo que optaron por retirarse y evitar más problemas.
Pero ya en la madrugada del sábado 11 de junio y mientras la mujer se encontraba acostada en su cama, Humberto continuó con la discusión y luego le roció alcohol, para después prenderle fuego de manera intencional.
La señora Erika comenzó a quemarse y fueron sus hijos quienes lograron sofocar el fuego, mientras que su esposo se dio a la fuga.
La mujer fue trasladada al Hospital Hidalgo a recibir atención médica, donde finalmente y tras una agonía de más de un mes, falleció a consecuencia de las graves lesiones que presentaba.
Cabe destacar que el sospechoso Humberto fue detenido días después por agentes del Grupo Mandamientos Judiciales de la PDI en cumplimiento a una orden de aprehensión y actualmente se encuentra recluido en el Centro Penitenciario Estatal, donde un juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial con sede en la ciudad de Aguascalientes lo vinculó a proceso por el delito de lesiones dolosas calificadas y feminicidio en grado de tentativa.
Sin embargo, con la muerte de la señora Erika, su situación jurídica se ha complicado, ya que el delito será reclasificado por el de feminicidio.