El Centro de Integración Juvenil de Aguascalientes informó que en lo que va del año, las metas de atención van un 30% por debajo de lo planeado al inicio de este año, ya que esta institución no ha podido regresar al 100% a las labores presenciales, por ser una orden federal, lo que ha afectado la prestación del servicio.
El director del CIJ, Mario García Martínez precisó que en la segunda mitad de este año han ido mejorando las cosas desde que las escuelas regresaron a la actividad presencial, donde las empresas e instituciones comienzan a abrir las puertas para que se acerque la información preventiva, motivo por el cual se espera que pronto se acaben las restricciones federales.
Respecto a la extensión de horarios para los antros, restaurantes y bares en el Municipio capital, el titular del Centro de Integración Juvenil señaló que la ampliación de horarios para la venta de alcohol no influye mucho en los jóvenes o adultos, porque el consumo importante de bebidas embriagantes sucede en entornos no formales como la casa.
Esto significa que la gente bebe en la precopa y el after de la ingesta de alimentos, lo cual sucede en su mayoría dentro de los hogares, eso se observa con frecuencia en los jóvenes de 20 y 21 años que compran las botellas de alcohol y cervezas, las consumen, luego se van a los antros para bailar o el ligue y luego se regresan a las casas para seguir bebiendo.
Mario García Martínez detalló que sí existen personas que consumen las bebidas embriagantes en los establecimientos, pero la mayoría no lo hace al ser caro ese consumo en esos lugares.
Por último, sostuvo que actualmente el consumo de bebidas embriagantes se mantiene en Aguascalientes, es decir no ha subido ni bajado dentro del entorno nacional, pero este comportamiento se modifica cuando se aplica alguna prohibición temporal o por situaciones de estrés como sucedió con el cierre de las personas en sus casas a causa de la pandemia.