Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Michoacán y San Luis Potosí, cinco estados situados en el centro de México, integran el Gran Bajío. Esta es una iniciativa empresarial destinada a impulsar el desarrollo y crecimiento de las compañías en la región, permitiéndoles alcanzar su máximo potencial global y consolidando al Bajío como una de las áreas más competitivas en Latinoamérica.
El Bajío se ha consolidado como el motor económico del país, contribuyendo significativamente al desarrollo de México a través de la adopción de tecnologías avanzadas y sectores innovadores. Destaca en áreas como la inteligencia artificial, biotecnología, robótica y drones, energías limpias, internet de las cosas e industrias creativas.
Uno de los pilares fundamentales que sitúa al Bajío a la vanguardia de la competitividad es su impresionante conglomerado de industrias aeronáuticas, considerado el mejor de América Latina y clasificado entre las diez regiones con la mayor inversión aeroespacial a nivel mundial.
Además, es líder en exportación de automóviles en América Latina y se ubica como el cuarto a nivel mundial en número de ensambladoras, albergando a más de 800 compañías de suministros relacionadas con este sector.
La región también se ha destacado por su atractivo para inversionistas internacionales, contando con una concentración de más de 4 mil empresas procedentes de 80 países distintos. Esto la posiciona como el epicentro de negocios más intenso en Latinoamérica. Asimismo, es líder en exportación de productos farmacéuticos en la región y uno de los principales exportadores agroindustriales de México.

CONOCIMIENTO E INDUSTRIA. El Gran Bajío ha fomentado el desarrollo de la educación y la investigación, con más de 100 centros de investigación y 200 universidades, así como más de 100 centros de formación. Esto ha permitido a la región consolidarse como líder emergente en la industria 4.0. Además, cuenta con más de 146 parques industriales especializados, lo que la convierte en el corredor industrial más grande de América Latina.

Licenciada en Medios Masivos de Comunicación de la UAA. Reportera de la fuente local desde hace casi 30 años. He cubierto diferentes fuentes informativas, aprendiendo de ellas y compartiéndolas con la sociedad.