Se compromete Ochmann a educar a sus hijas

MONTERREY, N. L.- Como padre de dos mujeres, Lorenza, de 17 años y Kailani, de 3, Mauricio Ochmann no sólo las ha consentido, además se ha encargado de educarlas a que se amen, se respeten y tengan dignidad.
El actor se mostró a favor del empoderamiento femenino, a que la mujer sea respetada no sólo por su pareja, sino en la sociedad en general.
Ochmann se puso en los zapatos de un patán machista en el rol de Jorge, personaje principal de la comedia ¿Por Qué Los Hombres Aman a las Cabronas? sin embargo Dulce, que interpreta Aracely Arámbula, le aguanta todo hasta que un día, aconsejada por una amiga, decide convertirse en una «cabrona».
«De alguna manera me toca hacer al patán, un poco el machista, pero me gusta que en la historia los personajes van cambiando sus perspectivas, su manera de ser y comportarse. Siento que es una historia que sigue siendo muy ad hoc a la época, porque mientras yo soy el estereotipo del macho, vemos cómo la mujer se empieza a empoderar y a amarse», señaló Ochmann.
Feliz, en paz, enamorado y con trabajo, el actor disfruta su presente a plenitud.
«Con Pao, ay no, estoy padrísimo, feliz con ella, estamos disfrutándonos mucho y muy contentos. Con Ais tengo un súper entendimiento de agendas porque los dos trabajamos, pero los dos somos muy dedicados a Kai, ahí nos vamos campechaneando bastante bien». (Paula Ruiz/Agencia Reforma)