Registran tahoneros una baja de entre el 5 y 10% en ventas. Eliasar Cruz Barba, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), señaló que este año se ha registrado una caída en la comercialización de pan debido a que las temperaturas no han sido tan gélidas como en años anteriores, por lo cual, el tradicional repunte en las ventas de enero y febrero, que es la mejor época del año para el gremio, no ha sido el esperado.
Detalló que en estas fechas están vendiendo entre el 90 y 95% del producto que estaban moviendo en inviernos anteriores, lo cual resulta decepcionante, pues la mayoría de los panaderos tenían la esperanza de que en esta época del año se sintiera bastante frío, lo cual se vería reflejado en un incremento en el consumo de pan.
Cruz Barba apuntó que dentro del territorio estatal la temperatura no han descendido de los 0°C, no ha habido una sensación térmica gélida como en años anteriores, y los días con fuertes corrientes de aire y baja temperatura han sido escasos.
Señaló que además de las condiciones climatológicas, la situación económica por la cual atraviesa el país no es la mejor, pues ante el incremento en los insumos que se registró a finales del año pasado, algunos empresarios se vieron en la necesidad de realizar ajustes en sus precios, lo cual pudo haber mermado su clientela.
Por último, el presidente estatal de la Canainpa indicó que el costo de la pieza de pan ronda entre los 3.50 y 6 pesos, dependiendo de la panadería, y se espera que los precios se mantengan, pues ya no se tienen previstas más alzas, al menos durante los próximos meses, pues el precio del dólar se ha estabilizado, por ello llamó a los tahoneros a no incrementar sus precios y con ello afectar a la población.