Aline Corpus
Agencia Reforma

TIJUANA, BC.- A 10 mil kilómetros de sus países en guerra, la ucraniana Dasha Sahnyuk y el ruso Simon Bobrovskiy se casaron en esta ciudad fronteriza para poder ingresar como refugiados a Estados Unidos.
Al solicitar asilo como pareja, la Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos le negó la entrada a Simón porque no contaban con documentación como matrimonio, así que decidieron casarse en el albergue en el cumpleaños 27 de ella.
Ambos se conocieron en 2018 en Kiev, a donde Simon, especialista en rehabilitación auditiva, llegó a trabajar. Ella trabajaba en la administración con un dentista.
«Nadie esperaba una guerra, pero somos afortunados de estar aquí», dijo él.
La pareja viajó desde Ucrania por seis días para llegar a Tijuana, esperan cruzar este viernes a Estados Unidos y quedarse en Nueva York, a donde fueron invitados por amigos.
Por ahora, el Gobierno de EU sólo recibe a refugiados de la guerra con pasaporte ucraniano y abrió el puerto fronterizo de El Chaparral sólo para ellos, después de dos años de permanecer cerrado en Tijuana.

¡Participa con tu opinión!