Un desquiciado individuo, que aparentemente sufría de alucinaciones a consecuencia de las drogas, se provocó varias lesiones en diferentes partes del cuerpo con un arma blanca, por lo que ahora se debate entre la vida y la muerte.
Los hechos se registraron el pasado jueves a las 14:30 horas en la calle Soberana Convención Militar y esquina con la calle Gerardo Murillo, en la colonia José López Portillo.
Los policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” se encontraban realizando labores de vigilancia, cuando al llegar al punto señalado, observaron a un hombre que forcejeaba con un sujeto que se mostraba muy agresivo, por lo que decidieron intervenir.
Fue entonces que se percataron que dicho individuo, identificado como Emmanuel, de 30 años, sangraba profusamente del rostro, el cuello y ambos brazos.
En ese momento, la persona del sexo masculino les comentó que al pasar en su bicicleta por ese lugar, observó al ahora lesionado que se provocaba heridas intencionalmente con un arma blanca, por lo que decidió intervenir para evitar que se siguiera lastimando.
Minutos después arribó una ambulancia de Cruz Roja, cuyos paramédicos procedieron a trasladarlo a recibir atención médica al HGZ No. 1 del IMSS, donde se reportó su estado de salud como muy grave, ya que presentaba más de 40 heridas cortantes en diferentes partes del cuerpo, entre ellas una en el cuello, que es la más delicada.