Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

Aunque el trabajo del Consejo Coordinador Empresarial no se ha detenido, el proceso de impugnación de la elección del actual presidente, Raúl González Alonso, está en pausa, de ahí que las heridas en el organismo cúpula no han siquiera comenzado a sanar.
Han transcurrido tres meses de la toma de protesta y cinco de la elección interna que dividió al Consejo Coordinador Empresarial, aunque poco a poco algunos de los inconformes con el resultado se han sumado a las tareas del organismo cúpula.
No obstante, sigue pendiente la resolución que se emita en el Juzgado Primero de lo Civil, en donde se da cauce al expediente número 1254/2020, con número de folio 6870048/07, iniciado tras la demanda de “nulidad de actos celebrados en fraude de acreedores”, por parte de miembros de la planilla que fue contrincante de Raúl González Alonso, en la elección interna, misma que estuvo encabezada por el ex presidente de la CMIC, Antonio Robledo Sánchez.

Así van las cosas…
· No ha sido posible que el Juzgado logre notificar al organismo empresarial sobre el acto reclamado y promovido.
· Al parecer, el domicilio para que se reciba la notificación no es el actual del CCEA, sino el que ocupó un ex presidente del mismo -Miguel Ángel Godínez-.
· Se sabe que la parte demandante no desistirá de su inquietud, aunque se entrampe temporalmente.

El origen del problema
Los motivos que orillaron a demandar la reposición de la elección interna del CCEA o bien, el reconocimiento como triunfador de la misma a Antonio Robledo, fue porque los inconformes consideraron que hay tres de los 14 votos otorgados a Raúl González que deben ser invalidados.
De acuerdo a la apreciación de los inconformes, deberían ser eliminados los votos del presidente del Consejo Empresarial Textil y de la Confección, Jesús Martínez Marmolejo, que dicen, llegó a votar ya cuando se había cerrado el proceso; además, el representante de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Autos (AMDA) no presentó el poder para votar en el tiempo límite que ordenaba la asamblea, así como la falta de comprobante del pago de cuotas por parte del Colegio de Abogados, pues de ser así, su voto no debería ser válido por no ir al corriente.

DE TRES SOPAS
A decir de los empresarios que objetaron el proceso de elección, hay tres opciones que esperan tener como respuesta del juez primero de lo Civil:

1. La no procedencia de la impugnación y por tanto el reconocimiento como ganador al actual presidente Raúl González.
2. Que se ordene la reposición de la asamblea.
3. Que se invaliden los tres votos de los organismos antes citados y se le dé el triunfo al ingeniero Antonio Robledo.