Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las campañas electorales en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas y Oaxaca llegaron a su fin. Tras 60 días de proselitismo, los candidatos a la gubernatura de esas entidades inician desde hoy una veda electoral, previa a la jornada del 5 de junio

Ofrecen paz y pensión
Teresa Jiménez, abanderada del PAN, PRI y PRD al Gobierno de Aguascalientes aseguró en su último acto proselitista que va a ganar el próximo 5 de junio y no permitirán que llegue el odio y el retroceso.
«Aquí en Aguascalientes no permitiremos que llegue el odio, la violencia, y el retroceso, aquí en Aguascalientes queremos paz, alegría y felicidad», dijo en la Plaza Patria, en la capital del estado.
Nora Ruvalcaba, candidata de Morena, cerró en Pabellón de Arteaga, donde aseguró que si gana la elección se dará una pensión universal.
«Yo sé que no me van a dejar sola, yo sé que me van a ayudar a transformar y gobernar Aguascalientes, sé que juntos vamos a realizar y redactar los convenios que tenemos que firmar con el Gobierno de México para que comencemos a otorgar de manera universal la pensión para personas», dijo.

Prevén reconciliación
En Hidalgo, el candidato morenista a la gubernatura, Julio Menchaca, cerró su campaña en la localidad de Chilijapa, en Tepehuacán de Guerrero, al norte del estado, donde desestimó los ataques de sus contrincantes.
«He recibido ataques en redes sociales de mis adversarios, pero ha sido una campaña fraterna, de emoción, de cariño, me tardo más en entrar y en salir de un evento que lo que dura el evento, a partir del 6 (de junio) una gran reconciliación en Hidalgo, respecto a todos los partidos políticos», dijo a medios locales.
En tanto, Carolina Viggiano, aspirante del PRI, encabezó un acto en la Plaza de Toros «Vicente Segura», en Pachuca, donde ofreció trabajar por las mujeres.
«Quiero decirles a las mujeres que lloraron conmigo en este trayecto que no estarán solas, recorrí el estado y escuché historias desgarradoras, pero también inspiradoras», dijo.

Cruzan acusaciones en Tamaulipas
En el último día permitido de campaña, los candidatos del PAN, César Verástegui, y de Morena, Américo Villarreal, cerraron en sus bastiones en medio de acusaciones, señalamientos por «guerra sucia» y pronunciamientos de triunfo.
Verástegui finalizó en el Recinto Ferial de Tampico, mientras que Villarreal lo hizo en un parque de beisbol de Ciudad Victoria.
En el mitin del panista, el dirigente del PAN, Marko Cortés, cuestionó que uno de los hijos del candidato de Villarreal presuntamente recibió depósitos del fallecido empresario Sergio Carmona, acusado de huachicol.
Por el lado de Villarreal, el senador Ricardo Monreal señaló que en Tamaulipas «va a terminar la pesadilla».
«La noche ha sido larga, la noche de la corrupción, la impunidad, de la complicidad, del tráfico, todo eso se va a terminar», dijo.

Promete Jara caminar
El candidato morenista de Morena al Gobierno de Oaxaca, Salomón Jara, visitó Huautla de Jiménez en su último día de campaña.
«Seremos un Gobierno que camine, sólo un día vamos a estar en Palacio, los demás días estaremos en los 572 municipios de Oaxaca, vamos a ser un Gobierno de territorio, no de escritorio», dijo a los asistentes.
También el 31 de mayo, en el Zócalo de Oaxaca, junto al dirigente de Morena, Mario Delgado, y el senador Ricardo Monreal, el candidato prometió no recontratar a funcionarios del Gobierno priista y, de ganar las elecciones, dijo, va integrar a su gabinete a oaxaqueños.

Rechaza provocaciones
El candidato de la alianza Va por Durango, Esteban Villegas, acudió a entrevistas de radio y televisión en su último día de campaña.
«No caemos en provocaciones, es lo que quieren, pero nosotros nos pusimos una meta, de ir creciendo poco, la campaña está planeada –no fue ‘así nomás’–, y de tiempo atrás, para llegar al punto más alto el 5 de junio», dijo.
En días previos, recorrió municipios de Durango para dar fin a actividades proselitistas junto a aspirantes a alcaldías, y el 31 de mayo, estuvo en Gómez Palacio junto con Leticia Herrera, candidata de ese municipio. El 30 de mayo, estuvo junto al dirigente del PAN, Marko Cortés, y la senadora Margarita Zavala.

Confía en victoria
En su último evento proselitista, Laura Fernández, aspirante del PAN y PRD a la gubernatura de Quintana Roo, confió en que triunfará.
«Llueve, truene o relampaguee voy a ser Gobernadora, porque así tú lo quieres. Amigas y amigos, el próximo domingo es el gran día, les pido que hoy llegando a casa se echen un buen baño, calientito y se tomen su paracetamol», señaló bajo la lluvia en la explanada del Palacio Municipal de de Benito Juárez (Cancún).
La candidata estuvo acompañada por el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, y el senador perredista Miguel Ángel Mancera.
Con información de Benito López

¡Participa con tu opinión!