Una persona del sexo masculino intentó quitarse la vida e ingirió veneno para ratas que había en un sobre. Sin embargo, cuando ya comenzó a sentir los efectos, se arrepintió y llamó a los servicios de emergencia pidiendo ayuda.
Los hechos se registraron a las 13:30 horas, cuando en el C-4 Municipal se recibió una llamada telefónica de una persona del sexo masculino de nombre Ricardo, de 41 años de edad, quien solicitaba la presencia urgente de paramédicos, ya que había ingerido raticida y se sentía mal de salud.
Al lugar de los hechos arribaron elementos de la Policía Municipal de Aguascalientes y paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil, quienes tras atender a Ricardo, éste les indicó que había intentado quitarse la vida y para ello ingirió veneno para ratones.
Sin embargo, al comenzar a sentirse muy mal se arrepintió por lo que había hecho y solicitaba ayuda. Debido a que el veneno ingerido ya había comenzado a surtir efecto, fue trasladado a un nosocomio a recibir atención médica, donde se reportó su estado de salud como estable y fuera de peligro.