CDMX.- Dan Schneider, productor de televisión infantil y guionista de éxitos de Nickelodeon, pidió disculpas por algunos de sus comportamientos en el trabajo, que calificó de «incorrectos», como solicitar masajes.
Esto como respuesta a las revelaciones de ex estrellas infantiles y antiguos empleados en la serie de cuatro episodios Quiet on Set: The Dark Side of Kids TV, en la que criticaron el modo en que eran tratados, calificaron de nocivo el ambiente laboral y se oponían al humor sexualizado de sus programas.
«Ver en las últimas dos noches (la docuserie) fue muy difícil, yo enfrentando mis comportamientos pasados, algunos de los cuales son vergonzosos y de los que me arrepiento, y definitivamente le debo a algunas personas una disculpa bastante fuerte», comentó Schneider en un video de casi 20 minutos publicado en su canal de YouTube, cuya charla estuvo moderada por BooG!E, quien actuó en iCarly.
En Quiet on Set…, Jenny Kilgen, guionista de The Amanda Show, el primer éxito de Schneider estelarizado por Amanda Bynes, aseguró que el productor hacía bromas inapropiadas y sexuales en la sala de guionistas.
También fue acusado de incluir insinuaciones sexuales apenas veladas en programas como iCarly y Zoey 101, y aunque se justificó diciendo que los adultos miraban ahora los chistes escritos para niños «a través de su lente», estaría dispuesto a recortar las partes que incomoden a la gente.
Schneider terminó su relación con Nickelodeon en 2018, después de una investigación de ViacomCBS, empresa matriz de Nickelodeon, que descubrió que muchas personas con las que trabajaba lo consideraban verbalmente abusivo. (Staff/Agencia Reforma)