Por aquello de no te entumas, el dirigente de la Sección Uno del SNTE solicita al gobernador del estado que el próximo director del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA) sea un miembro del magisterio, de manera que al conocer el medio sepa conducir esta labor en buenos términos.

Al hacer público ese interés, el secretario general Ramón García Alvizo se adelantó a la renuncia o baja del actual titular Raúl Silva Perezchica, quien ha manifestado intención de ser candidato a una diputación, por lo que de concretarse tiene como límite el 9 de marzo para dejar el cargo.

Como se ha informado, el titular del IEA se puso a disposición del partido que quisiera adoptarlo y todo parece indicar que será Acción Nacional el que lo incluya en su lista, al considerar que puede significarle un triunfo por el ascendiente que tiene en las filas educativas y entre los padres de familia.

Lo que pide el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación es que el mandatario estatal Martin Orozco Sandoval designe a un profesor o profesora y no una persona ajena al gremio, para ello hay elementos preparados que pueden asumir esa responsabilidad, con trayectoria en el medio y que saben compaginar la función de mando con el respeto a los derechos de sus compañeros.

Lo que pretende el SNTE es que el nuevo director del Instituto sea alguien experimentado, con el que se pueda dialogar y construir acuerdos, que tenga voluntad y disposición para resolver los asuntos que se presenten “y para nosotros lo principal es que sea un maestro, pues eso ayudará a un entendimiento de todas las necesidades vigentes dentro del sector educativo de la entidad”, apuntó.

Aunque a través del tiempo ha sido regla general que el responsable de la educación sea un profesor, se han dado casos en que se ha nombrado a licenciados en derecho o en ciencias políticas, lo que ha provocado roces y hasta problemas con el personal en general, cuando trataron de imponer ideas que no van de acuerdo con la actividad que desempeñan casi 18,000 miembros del gremio.

Ser director del IEA no es algo fácil, puesto que debe entender la manera en que opera la enseñanza en general y cómo son las relaciones laborales, que sin ser algo difícil de aplicar debe ceñirse a lo establecido y que se hace con apego a las normas correspondientes.

García Alvizo reiteró que la organización que preside pretende que sea el que conozca el tema educativo, “que sea un maestro de preferencia y que tenga voluntad y disposición para continuar construyendo juntos el desarrollo de este trascendental sector, en fin, ésta es la postura sindical”.

Es de presumirse que el titular del Poder Ejecutivo cuenta con buenos elementos dentro del IEA, con maestros y maestras de carrera, que han estado frente a grupo y actualmente son funcionarios del IEA, por lo que existe confianza de que tomará la mejor decisión y que será en beneficio de la niñez y de los jóvenes y lógicamente del magisterio.

El líder de la Sección Uno destacó que con Raúl Silva se ha alcanzado una buena relación, de respeto mutuo, lo que en gran medida ha contribuido a crear y fortalecer puentes de comunicación, habiendo respuesta a las inquietudes y necesidades del personal académico y de apoyo y esto es lo que justamente esperan que siga con el próximo director.

QUE LOS ESCUCHEN

Los choferes del transporte urbano están dispuestos a ser parte fundamental de la modernización de este servicio, pero también exigen que las autoridades atiendan sus inquietudes y así, en lo que aporte cada una de las partes se haga realidad la atención óptima a los usuarios.

Saben y entienden que ellos, como operantes, deben cumplir con estándares de eficiencia y es en lo que se esfuerzan, pero al mismo tiempo requieren que se resuelvan los asuntos que presentan y de los cuales hasta la fecha no hay respuesta, principalmente su rechazo a dejar el autobús en la terminal, ya que esto les representará un doble gasto como es volver a casa y regresar al día siguiente por la unidad, además de que tendrán menos horas de sueño.

Están de acuerdo en ampliar sus conocimientos, como el ofrecimiento de que reciban capacitación en primeros auxilios y se les imparta clases de inglés, lo que permitirá ampliar los servicios que ofrecen a los usuarios, que son, a final de cuentas, el principio y el fin de la actividad que desempeñan.

También es importante que les proporcionen capacitación en desarrollo socio-emocional, con lo que puedan mejorar su trabajo y que esto se refleje en la atención que brindan al público.

De la misma manera que movilidad se preocupa por ampliar la gama de modernización, esperan que también se les incluya a ellos, pero no como sujetos pasivos sino activos, ya que cumplen con una función primordial, misma que es la raíz de todo.

Otro aspecto que demanda contestación es sobre la actitud que han adoptado los “guardianes sanitarios”, que junto con los policías de vialidad no sólo acosan sino que los multan, muchas veces sin una razón válida, entre ellas encontrar a una persona que no lleva puesto el cubrebocas, como si el chofer fuera niñera de cada pasajero o pasajera, o que no guarden la distancia.

Sostienen que antes de abordar vigilan que los usuarios lleven la mascarilla, pero una vez adentro de la unidad resulta difícil estarlos vigilando, por lo que si alguien se lo quita y es descubierto por los inspectores que responda de su actitud y no sea ellos, que no pueden conducir y fijarse en todo momento que se cumplan las indicaciones.

Ha sido primordial el espaldarazo que les dio el secretario general de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes, José Alfredo González, porque esto significa que está al tanto de lo que sucede en el gremio y esperan que esta vez sí responda el gobierno, pero no con declaraciones sino con actos concretos que favorezcan a mejorar la labor que realizan.

Ojalá que no se tarden mucho en movilidad en atender los reclamos y no supongan que con dejar que pase el tiempo ya se acabó el problema, cuando son asuntos que están presentes y pueden desembocar en algo que no conviene a nadie.

INCONEXIÓN FEDERAL

La actitud que adoptó la actual administración federal, al haber cancelado el apoyo a toda clase de organizaciones filantrópicas, ha traído problemas muy serios a varias de ellas, que si continúan en servicio es por el apoyo que reciben de personas e instituciones particulares, pero que es insuficiente para la demanda que hay de un número muy importante de habitantes que no tienen ningún tipo de seguridad social. El presidente del Patronato Banco de Ojos y Tejidos de Aguascalientes, Ricardo Magdaleno Rodríguez, deploró la cancelación de recursos del Gobierno de México, por lo que se hace lo que está al alcance para atender las solicitudes de cirugía de cataratas. Desde que comenzó este régimen, hace poco más de dos años, se canceló la atención que se tenía a través del Seguro Popular, por lo que quienes no están inscritos en el Seguro Social ni el en ISSSTE recibían el cuidado que les permitía recuperar plenamente la vista y hacerlo ahora en la medicina privada es sumamente difícil para las personas de escasos recursos. El ex alcalde de esta capital señaló que el recurso que obtenían de la Federación no se le daba al Banco de Ojos, sino que iba directo con nombre y apellido del beneficiado, lo cual era revisado y supervisado por las instituciones de salud y el DIF para confirmar la veracidad del estudio socioeconómico del peticionario. Magdaleno Rodríguez apuntó que la única ayuda que reciben es con lentes intraoculares y los kits de suministros que requieren para la cirugía, pero para gastos quirúrgicos de las instalaciones, de los equipos, de los médicos, las enfermeras y de la propia institución no hay apoyo. Ojalá que haya alguien del gobierno federal en la localidad que se encargue de tramitar una respuesta a estas necesidades, que tanta falta hacen a quienes no tienen a dónde recurrir y que encuentran en el Banco de Ojos y Tejidos la posibilidad de atención a sus problemas oculares y requisito de tejidos.