El torneo de reactivación de squash en Club Campestre tuvo una muy buena respuesta por parte de los socios del club, ya que el campeonato tuvo que ampliarse una semana más para que todos los participantes logren tener todos sus encuentros.
Dicho evento comenzó el pasado 29 de septiembre, y contó con una participación de 18 jugadores en la categoría abierta y 12 más en una categoría infantil-juvenil y femenil; se esperaba que el pasado 11 de octubre culminara el torneo y se premiarán a los tres mejores, pero la gran cantidad de partidos y la inclusión de otros dos participantes, obligó a ampliar la fecha de cierre.
En el grupo principal entraron Julián Vargas y Leonardo Vargas, y hasta el pasado fin de semana el squashista Fernando Herrera mantuvo el liderato y sigue como favorito para llevarse el título, aunque para su mala fortuna perdió el invicto ante Leonardo Vargas.
Fernando cuenta con 14 victorias en el torneo, de las cuales 12 han sido en solo dos sets; sin embargo, la semana pasada perdió su primer partido ante Leonardo Vargas por un 2-1; el líder del certamen aún tiene cuatro partidos pendientes ante Rafael Arellano, Emiliano Casillas, Juan Pedro Franco y Mario Huerta.
Los invitados recientes, Julián y Leo Vargas tuvieron un gran arranque al ganar 3 y 2 partidos, respectivamente; a lo largo de la semana estarán jugando sus partidos pendientes, así como el resto de los competidores, para así tener listos a los tres primeros el próximo domingo 18 de octubre, cuando se celebre la premiación.
Dentro de la categoría de principiantes, Joaquín Roqueñi perdió el invicto ante Nicolás Moreno con un 2-0, por lo que la marca de Joaquín se quedó en 10-1 al disputar todos sus partidos, Nicolás tiene de momento marca de 5-1, a falta de otros cuatro partidos, por lo que el primer lugar se podría disputar entre ambos participantes.