Personal de la XIV Zona Militar se encuentra en la fase de alerta, para activar en caso de ser necesario el Plan DNIII siempre y cuando las lluvias comiencen a registrarse de manera regular provocando afectaciones importantes a la población.
El Teniente de arma blindada, Eduardo Gómez González, destacó que para ello se dispone de un total de 600 elementos castrenses quienes están preparados para intervenir.
El capitán explicó que el Plan DNIII, inicialmente se ejecutó en el año de 1951 permaneciendo vigente con el paso de los años, periodo en el cual han contribuido en el auxilio oportuno aún en los peores desastres naturales.
El Plan se divide en tres fases que son la prevención, auxilio y recuperación, por lo que de manera previa se está trabajando en la localización de zonas de riesgo y posibles lugares para habilitar albergues temporales así como ir conociendo las situaciones vulnerables de las personas. A pesar que para este año en Aguascalientes las estimaciones de lluvias son menores a las de otras temporadas, personal militar se encuentra listo al tratarse de un programa permanente.
De ser necesario y una vez activado el Plan DNIII, se pasaría a la fase de auxilio, en donde se apoya a la población afectada por algún hecho natural, en este caso por lluvias e inundaciones y finalmente se trabajaría en la recuperación para lo cual entra la coordinación con demás dependencias entre ellas las Unidades de Protección Civil. Gómez González, precisó que una vez activado el Plan, se trabaja en la evaluación de daños y bienes, determinando también si es conveniente el trasladar a las personas a los centros temporales mientras el riesgo desaparece.
«Cuando la población civil se ve afectada en sus bienes materiales o en las mismas personas es cuando actuamos nosotros de manera inmediata, no esperamos a que haya una situación mayor y eso evita mayores riesgos. Se le recuerda a toda la población que mis compañeros del Ejército Mexicano estamos para servirles», concluyó.

¡Participa con tu opinión!