Liliana Castillo Rivero 
Agencia Reforma

CDMX.- Por ser centro de referencia, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias ha mantenido una ocupación constante desde que inició la pandemia y desde ahora están preparados para atender un repunte de casos, señaló Carmen Hernández, jefa de áreas críticas del INER.

A partir del pasado fin de semana empezaron a tener más de 80 intubados, cuando hace unas semanas sumaban 70, sin embargo, en el peor momento de la pandemia llegaron a tener 105 pacientes críticos, detalló.

Para la experta, la posibilidad de que el rebrote sea mayor depende de cómo se comporta la gente.

“Hay relajamiento de las medidas. Es justo lo que sucedió en Europa”, advirtió.

La doctora aseguró que el INER está preparado para responder contra Covid-19 sea o no sea rebrote.

“Eso es lo que hacemos desde marzo; lo que hacemos es atender a los pacientes graves y para eso es para lo que nos hemos preparado y no hemos dejado de estar preparados.

Advirtió que el rebrote podría ser más intenso que cuando llegó Covid-19 a México, sin embargo, una de las fortalezas, es que a diferencia de cuando llegó al País, los expertos ya saben más sobre el comportamiento del virus.

En hospitales de la Ciudad de México, empleados de la salud identifican incrementos en hospitalización y una mayor demanda de los servicios por complicaciones del nuevo coronavirus.

En el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” llegan al día más de 100 personas con algún tipo de síntoma relacionado a Covid-19 y de ellos 40 por ciento es positivo, reportan empleados.

Refieren que la demanda ha crecido en al menos 50 por ciento.

Para evitar saturación, canalizan a pacientes a hospitales como el General de Zona número 8, del IMSS ubicado en Tizapán San Ángel.