Salvador Rodríguez López

En momentos difíciles es cuando emerge el temple, el deseo de hacer las cosas diferentes, que si es necesario cambiar totalmente de actitud hacerlo y al mismo tiempo sacar provecho de la experiencia, algo que no han comprendido en Veolia pese a que tiene encima la amenaza de que no le renovarán la concesión del agua potable.
A lo más que han llegado sus directivos es a emitir declaraciones y comunicados, en los que se comprometen a mejorar el servicio y a presentar una retahíla de lo que ha llevado a cabo la compañía desde sus orígenes –como SAASA, CAASA y ahora Veolia-, lo que para el común de los ciudadanos pasa desapercibido.
Es indudable que un municipio en constante crecimiento demográfico exige mayor atención, con programas de mantenimiento y nueva infraestructura, pero es una situación que deben tenerla prevista con antelación para atender los nuevos asentamientos, sin descuidar a los demás.
Aunque se quisiera hacerlo, Veolia no se deja ayudar. Las quejas se multiplican por los cobros excesivos y la falta o irregularidad del servicio, tan es así que de enero a noviembre de 2018 se han presentado ante la Sala Administrativa del Poder Judicial del Estado (SAPJE) 472 denuncias en contra de la empresa, esto es, casi 43 quejas mensuales, que representa una cuarta parte de los asuntos que tiene documentado este organismo.
El magistrado presidente de la Sala Administrativa, Rigoberto Alonso Delgado, indicó que en total son 1941 asuntos impugnados en los primeros once meses del año, de los cuales 417 fueron originados por propietarios de bienes raíces, que representa el 21.48%, lo que ocupa el segundo lugar de las demandas. La principal queja en este rubro es por el avalúo aplicado a la propiedad que no está acorde con el cálculo realizado por las autoridades municipales para determinar el pago anual del predial.
Lo que se pretende a través del juicio, explicó el titular de la SAPJE, es la revisión del cálculo para, en su caso, encontrar las causas de una determinación errónea del impuesto, en función también del auténtico valor del inmueble.
No obstante, el mayor descontento social gira en torno al servicio del agua potable, que significa 24.32% del total de los expedientes, por cobros excesivos en las cuentas de consumo, denuncias que los quejosos hacen acompañar con el historial del destino que le han dado al líquido y que de un mes a otro se fue muy alto, por lo que exigen una investigación que determine cuál es la causa y ante todo que se haga la reconsideración en el cobro, el tribunal se encarga de analizar el reclamo y disponer lo que proceda en estricto apego a la ley.
En lo que se refiere a la falta total del servicio o que es de manera discontinua, la vía que tienen los ciudadanos para hacer público el problema son los medios de comunicación, que al ser tan recurrente tal parece que en Veolia únicamente “torean” con la respuesta, actitud que hace crecer la irritación colectiva.
De otros asuntos que examina en la Sala Administrativa están las multas generadas por presuntas violaciones a la Ley de Vialidad, al llegar a 408 apelaciones (21.02% del total), en tanto el Gobierno del Estado presentó 215 juicios de lesividad en contra de igual número de tenedores de títulos de concesión de taxi (11.08%), que se encuentran en trámite con la citación a los interesados para que acudan y a hagan valer lo que su derecho convenga.
También se tienen 55 juicios en proceso y 52 en desarrollo, en que los demandantes buscan invalidar créditos fiscales y en contra de destituciones de cargo, respectivamente.
La diversidad de los asuntos que se plantean ante la Sala Administrativa es una muestra de la dinámica que vive la sociedad, que cada vez conoce más sus derechos y los hace valer, por ello crece el número de personas que recurren a esta instancia en espera de que se les haga justicia, fallos que seguramente dejan conformes a los demandantes, aún cuando no hayan sido favorables, en función de las aclaraciones que recibieron, lo que les da la serenidad necesaria.

TODOS Y NINGUNO
Cuando se habla de corrupción administrativa lo más simple es hablar de manera general, porque se ataca y no se compromete. Se siembra la duda de quiénes son los involucrados, pero al igual que en “Fuenteovejuna”, todos y ninguno son culpables.
En la conferencia que hace unos días dictó Luis Carlos Ugalde sobre “Transparencia y Corrupción en el Financiamiento de Campañas Políticas en México”, manifestó que “gobernadores de distintos estados del país han incorporado a su agenda de actividades y gastos el ‘fondeo’ de campañas políticas”, y para ello, afirmó, “recurren a contratación de deuda en años electorales y apuestan también a conseguir recursos para proyectos de infraestructura y compra de medicamentos, ambos muy redituables”.
Durante su intervención, el hombre que en su papel de presidente del otrora Instituto Nacional Electoral (actual INE) es recordado por aquella noche en que fue incapaz de informar al país quién ganó las elección presidencial de 2006, no mencionó un solo gobernador que haya incurrido, o incurra, en los supuestos que denunció, simplemente habló de que el “financiamiento ilegal” de campañas políticas es actualmente “el mayor problema de la democracia mexicana”. Aseveró que por estudios que hay, se calcula que por cada peso que los partidos reportan a la autoridad, como gasto ejercido, “hay 15 pesos por debajo del agua”.
Planteó que el problema es mayor y del cual se habla poco, a la par que las acciones que se han emprendido para solucionarlas “han sido erráticas y superficiales”, de ahí que “ha crecido tanto como ha aumentado el desvío de recursos”, lo mismo que “los empresarios contratistas y la injerencia del crimen organizado”.
Asimismo, refirió que cualquier candidato a gobernador necesita un promedio de 500 millones de pesos para ser competitivo”, gasto que atribuyó a una de “las causas principales de la corrupción que hay en el país y se trata de un fenómeno que abarca a todos los partidos políticos”.
Consideró que el triunfo de Morena en las pasadas elecciones no significa que esto se acabará, porque “las estructurales clientelares que organizan elecciones y la compra de votos, son como ejércitos de mercenarios que se van moviendo con el Gobierno en turno, son grupos que han trabajado con gobiernos del PRI, el PAN y el PRD y se acomodarán al esquema político del país, cualquiera que este sea”.
La cuestión radica en que Ugalde enfocó su charla de manera genérica, por lo que todos y ninguno de los gobernadores y ex gobernadores han cometido o cometen violaciones a la ley, lo mismo que los dirigentes de todos los partidos políticos en el pasado y actuales y los empresarios contratistas. Se suponía que por ser el tema sobre nitidez política diría quiénes ejercen la corrupción al financiar las campañas políticas.
Lo hizo a imagen y semejanza de lo descrito por Lope de Vega sobre la muerte del comendador, que imaginariamente tuvo lugar en el pueblo cordobés de Fuenteovejuna, España, cuando el juez preguntó al pueblo quién había sido el criminal los habitantes respondían: “Fuenteovejuna, Señor”, y volvía a preguntar “¿Quién es Fuenteovejuna?”, “Todo el pueblo, a una”.

FECHAS QUE NO SE OLVIDAN
De las vivencias más emblemáticas que tienen los habitantes de Aguascalientes hay dos que siguen presentes en su memoria. La nevada del 13 de diciembre de 1997 y el campeonato que obtuvo el Club Rieleros de Beisbol en 1978. De la nevada o aguanieve, como la catalogaron los entendidos, cada quien narra lo que hacía la noche del día 12, en que hizo un frío excepcional y cómo al levantarse encontraron las calles con una blancura no vista en décadas, inclusive casi nadie recordó haber vivido este espectáculo, que es tan común de Zacatecas hacia el norte. Hubo tuberías dañadas, vehículos que no funcionaban y los que se animaron a circular provocaron choques al “patinar” sobre el pavimento. Del deporte de los bates y pelotas los aficionados tienen muy actual el título del Rieleros en el 78, único en toda su historia, cuando estuvo al mando de Jaime Fabela, y el cual correspondió a la edición número 54 de la Liga Mexicana de Beisbol. Fue una temporada que dejó profunda huella, ya que el 12 de julio el pitcher Horacio Piña lanzó un juego perfecto. Han pasado 40 años de este suceso y los fanáticos siguen platicando sobre él como si hubiera sido ayer, incluso hay quienes mencionan por nombre y posición a cada uno de los jugadores que estuvo en ese roster.