Saraí Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La escasez de conductores para el sector autotransporte amenaza con agravarse este año en México y en todo el mundo.
Para 2022, en el País se prevé que el déficit de conductores crezca 32 por ciento y a nivel mundial 40 por ciento, de acuerdo con la International Road Transport Union (IRU).
En 2021 el organismo estimaba que en México hacían falta 54 mil conductores.
La IRU llevó a cabo su encuesta anual sobre el tema y entrevistó a más de mil 500 empresas en 25 países de América, Asia y Europa.
Umberto de Pretto, secretario general de la IRU, recordó que en 2021 quedaron vacantes 2.6 millones de puestos de conductores de camión (en los países entrevistados) y para este año se espera que sigan sin cubrirse esas plazas.
«La ‘escasez crónica’ de conductores comerciales está empeorando y esto está provocando mayor estrés a las economías y comunidades, mayor riesgo de inflación, problemas de movilidad social y colapso de la cadena de suministro», enfatizó.
Fidel Reyes Monterrubio, delegado de Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram), indicó que son muchos los factores que abonan a la escasez de conductores, sin embargo, enfatizó que el que más influye es la delincuencia.
Dijo que antes se robaban la mercancía y ahora en la mayoría de los casos matan a los operadores y es una situación que no se ha podido controlar.
Óscar Ceballos, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), indicó que las facilidades que otorgó el Gobierno de EU para que puedan trabajar en su territorio, donde además pueden duplicar su ingreso, disminuye los choferes para México.