Hasta el momento, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable ha hecho 30 apercibimientos en establecimientos que incumplen con la normativa que impide el uso de plásticos de un solo uso, según dio a conocer Sarahí Macías Alicea.
La titular de Semadesu, detalló que de manera diaria se realizan inspecciones durante la mañana y la noche, con el objetivo de observar qué establecimientos dan alimentos en desechables y cuáles siguen vendiendo sus productos en bolsas de camiseta; así como verificar los negocios que sí cumplen con el cuidado del medio ambiente.
Ninguno de los apercibimientos ha derivado en afectaciones económicas para los comerciantes ya que, “el procedimiento da margen a que se haga primero un exhorto, y luego ya llegar a la multa”, mencionó Sarahí Macías, aunque pocas veces esto ocurre; porque, “cuando ya se va a llegar a la multa, los locatarios modifican el uso de plásticos”, declaró.
Los comercios informales suelen ser los más renuentes al cambio y para hacerlos cumplir la norma, Semadesu les proporciona bolsas de tela con la intención de que se las den a sus clientes y así contaminar menos.
Como alternativa a los productos existentes, la secretaria de Medio Ambiente explicó que los propietarios de comercios; “ya pueden encontrar bolsas que se degradan en menor tiempo que las convencionales, productos de polietileno que son fabricados a base de fécula de maíz y de aguacate».
En conclusión, Sarahí Macías manifestó que los clientes también pueden sumarse al cambio y portar su bolsa ecológica, así como sus propios recipientes y de esta forma evitar el uso de productos no amigables con la naturaleza.