Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La tormenta tropical “Andrés”, la primera de la temporada de huracanes en el Pacífico, se formó ayer de manera anticipada al suroeste de las costas de Michoacán, y provocó lluvias en varios estados del país.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) indicó que el fenómeno meteorológico estableció un récord de formación temprana en la zona, ya que el arranque de la temporada de ciclones está previsto para el 15 de mayo.

“Andrés” inició como una depresión tropical durante la madrugada de ayer y hacia la mañana tomó fuerza para convertirse en tormenta tropical, pero sin potencial de convertirse en huracán y alejándose del país, de acuerdo con el pronóstico de la Conagua.

Sin embargo, la entrada de humedad generada por el ciclón ocasionó lluvias en varios puntos del centro del país.

En el Valle de Toluca, poco después de las 14:00 horas se registró una fuerte lluvia acompañada de granizo que provocó inundaciones en al menos cuatro municipios de la zona metropolitana.

La zona más afectada fue Metepec, donde incluso al menos 30 automóviles resultaron con daños tras inundarse el estacionamiento de una iglesia.

En el centro comercial Plazas Outlet, en Lerma, parte del techo en la zona de donde se ubicaba la cadena Cinemex resultó dañada, por lo que el agua se comenzó a filtrar.
Por la noche se registraron lluvias en zonas de Querétaro y Michoacán.

El pronóstico de la Conagua indica que para hoy se esperan lluvias muy fuertes en Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Zacatecas.
Con información de Dzohara Limón