El secretario de Seguridad Pública Estatal, Manuel Alonso García, destacó la existencia de un protocolo de actuación ante hechos de violencia registrados en localidades vecinas de Zacatecas y Jalisco, para la coordinación de fuerzas operativas.
El funcionario señaló que, debido a incidentes recientes en poblados de estados vecinos como Encarnación de Díaz o Ciudad Cuauhtémoc, se han establecido operativos conjuntos, autorizados por los homólogos de los tres estados.
“Esto es posible gracias a la firma de un convenio entre los gobernadores de Guanajuato, Jalisco y Zacatecas, que operativamente permite alertar y reforzar las zonas limítrofes, así como las puertas de acceso a la entidad”, manifestó.
Como resultado de esta coordinación, elementos policiales de Aguascalientes han realizado patrullajes junto a fuerzas de estados vecinos y federales, incrementando la presencia policial en zonas de violencia, agregó. Informó sobre la realización de convoys con unidades del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional en comunidades como Las Camas en Cosío, o Los Campos, en la región colindante con Zacatecas y Jalisco.
“Se han fortalecido los grupos de vigilancia, realizando recorridos conjuntos en localidades como Loreto y Ciudad Cuauhtémoc, enviando un mensaje claro de fortalecimiento en las fronteras”, argumentó Alonso García. Aseguró que se está prestando especial atención a la zona de los Altos de Jalisco, que también registra eventos delictivos, para prevenir su extensión a Aguascalientes.

ALIADO CLAVE. Alonso García destacó el uso del vehículo Andrómeda, que funciona como un Centro de Comando móvil (C2), ofreciendo conectividad y acceso a equipos de videovigilancia, como un apoyo significativo en operativos interinstitucionales.