Una familia de relojeros aguascalentenses teme que su oficio desaparezca. Con 102 años de experiencia en el negocio de la relojería y la reparación de joyería, con tres generaciones de relojeros que respaldan la labor del señor Heladio Macías Ruiz y de su hijo, Jesús Macías Guadiana, cuyo negocio está ubicado en la calle Benito Juárez número 454, casi esquina con la avenida 5 de Mayo, en el centro histórico de la ciudad de Aguascalientes.
En el año de 1915 don Heladio Macías Díaz comenzó el negocio familiar que empezó a posicionarse en un Aguascalientes en crecimiento, además de haber sido el propietario, según comentan su hijo y el nieto, de uno de los tres primeros camiones de transporte público en la ciudad, que trasladaban a hombres, mujeres, niños y ancianos a baños termales a los que se les atribuían valor medicinal, ubicados cerca del municipio de Calvillo.
La tradición de este oficio fue pasando de generación en generación hasta el señor Jesús Macías Guadiana, la tercera y al parecer la última de esta familia que, a comentario de don Jesús perecerá ante la llegada de los relojes digitales. Pese a esto, la relojería de la familia Macías sigue atendiendo clientela de otros estados, principalmente de Zacatecas y Jalisco, que busca reparación para sus relojes mecánicos, ya sea de pulso o de pared.
Estos relojes pueden tener una vida útil de 70 años o más, a diferencia de los relojes digitales, que a opinión del señor Jesús Macías “son desechables y a lo mucho duran un año”, además de que no hay comparación en el trabajo de precisión de los relojes mecánicos.
Así, tres generaciones de relojeros aguascalentenses que se niegan a desaparecer en el tiempo luchando contra la vorágine de las nuevas tecnologías, nos recuerdan un pasado donde todo iba con más calma, donde todas las personas se conocían y hasta podían dejar abiertas las puertas de sus casas todo el día, sin temer a los robos, a la inseguridad y a la violencia, que invitan a reflexionar hasta qué punto el progreso ha sido una ventaja para las poblaciones.