MONTERREY, N.L.- Kim Kardashian y Kanye West terminarán su matrimonio, luego de varias semanas en las que se rumoró que estaban separados.
De acuerdo con el portal Page Six, el divorcio entre la pareja es inminente, tanto así que la socialité ya contrató a la abogada de las estrellas, Laura Wasser.
“Lo mantendrán en bajo perfil, pero su relación ya se acabó. Kim contrató a Laura Wasser y están en negociaciones”, dijo una fuente al portal.
A la también empresaria se le ha visto sin su anillo de matrimonio en los últimos días. Mientras que el cantante pasó las fiestas decembrinas en su rancho de Wyoming, alejado del clan Kardashian-Jenner.
“Kim quiso que Kanye se fuera para allá para que tuvieran vidas separadas y para que tranquilamente se alistaran para la separación y el divorcio. Ella ya tuvo suficiente”.
El informante aseguró que, pese a que la hija de Kris Jenner trató de proteger a su aún marido, está decidida a divorciarse.
Otra fuente sostuvo que el rapero se hartó de la extravagante vida de las Kardashian y del reality show.
“Ya se hartó de la familia entera… No quiere tener nada que ver con ellas”.
Una fuente aseguró que entre las negociaciones para la separación está la decisión de quién se quedará con la recién remodelada mansión que tienen en Calabasas, California. (Staff/Agencia Reforma)