Vecinos del fraccionamiento Circunvalación Norte solicitan a la Presidencia Municipal de Aguascalientes la clausura definitiva de un salón de fiestas clandestino, debido a los constantes disturbios que se cometen.
El salón de fiestas que carece de razón social, se localiza en la calle Encino No. 325 y ya en una ocasión había sido clausurado por la Dirección de Reglamentos Municipales, aunque sigue operando.
La molestia de los vecinos es porque, a últimas fechas, las fiestas que se organizan en ese lugar los fines de semana se prolongan hasta después de las 04:00 de la madrugada, lo que perjudica la tranquilidad de las personas.
Aunado a todo lo anterior, está el basurero que dejan en la calle los “invitados”, entre ellos vasos de plástico y botellas de licor.
Aunque ya se han reportado los disturbios a la Dirección de Reglamentos Municipales, los verificadores no han atendido los llamados, por lo que los vecinos solicitan la intervención directa de la Presidencia Municipal.