En el sistema educativo estatal se erradican todas las concesiones que alguna vez fueron permitidas como dar “nalgadas”, pellizcos o reglazos a los alumnos con conductas que exasperaban a los docentes, advirtió ayer el director del IEA, Raúl Silva Perezchica, al celebrar por primera ocasión un Convenio de Colaboración con la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Aseveró que estas situaciones deben reconocerse y hablarse de ellas para que nunca más vuelvan a repetirse en las aulas de Aguascalientes, “sobre aquellas situaciones que acontecían, esa no es la didáctica ni la manera del aprendizaje que se debe ofrecer en la actualidad”.

Ante el Ombudsman Jesús Eduardo Martín Jáuregui, Silva Perezchica dijo que el reto actual del IEA es ofrecer un sistema educativo cada vez más profesional, ya que el ejercicio del respeto y de los derechos humanos va mas allá de la teoría, es una práctica, una voluntad y una vocación que debe tener el magisterio y cada uno de los servidores públicos de esta institución.

Aseveró que todas las relaciones humanas deben estar al nivel de los seres humanos, motivo por el cual el Instituto de Educación de Aguascalientes ratificó su compromiso con el respeto irrestricto a los derechos humanos y por esa razón se firma este convenio de colaboración con la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Aguascalientes (CEDH), a fin de impulsar una agenda conjunta a favor de la sociedad.

Los titulares de ambos organismos, Raúl Silva Perezchica y Jesús Eduardo Martín Jáuregui, efectuaron el acto protocolario en el Salón San Marcos del IEA ante funcionarios de esta dependencia, quienes serán los principales impulsores de las estrategias y políticas públicas que salvaguarden los derechos de todos los que forman parte del Sistema Educativo en la entidad.

El director del IEA destacó el diálogo y la disposición que existen por parte de la CEDH y su presidente, para continuar con una relación estrecha que ha rendido importantes frutos, con la atención adecuada de especialistas.

Mediante la firma del convenio, ambas partes colaborarán institucionalmente en la defensa y promoción de los derechos humanos en el ámbito de sus facultades, con acciones de capacitación, educación, defensa, y promoción de los derechos humanos, destacó el presidente de la CEDH.

Por último, señaló que las acciones en conjunto contarán con la elaboración previa de programas o proyectos de trabajo que impacten en la comunidad escolar y que podrán constituirse a través de convenios específicos.