El Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial llamó a los exportadores de Aguascalientes a habilitar sus líneas de producción para aprovechar el programa estadounidense, para alentar el mercado interno de aquella nación y de esta manera surtir con productos y servicios la demanda adicional que se generará con esa estrategia de apoyo.
ACOTACIÓN. Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, coincidió con la postura del Banco de México en el sentido de que si el exportador manda su producción vigente al mercado norteamericano y desatiende al mercado nacional y local, puede encarecer los precios en impacto directo a la inflación.
Por lo anterior, agregó que la petición a los empresarios es prepararse para atender a ambos mercados, no sacrificar los productos o servicios que ofrece a los mexicanos lo cual encarecería precios, presionaría la inflación e incidiría en el repunte en las tasas de interés bancarias, frenando a su vez el crédito productivo y la recuperación de la economía mexicana.
OPORTUNIDAD. La estrategia del presidente de EUA, Joe Biden, para el impulso económico de su país, sin duda se traduce en una oportunidad para que las empresas mexicanas incluidas las aguascalentenses, puedan incrementar sus exportaciones en el rubro de productos o servicios.

“No se deben limitar al discurso de vender más en dólares sin tener en cuenta a sus clientes del mercado doméstico, porque precisamente ellos han mantenido la operación de muchos negocios en Aguascalientes en los últimos 14 meses…”

“(Se recomienda) no caer tampoco en la tentación de hacer compras de pánico ni usar crédito para ello, porque el costo financiero podría traducirse en compras más caras (…) En segundo lugar, se debe revisar un posible sustituto de proveedor para reducir costos…” Alberto Aldape Barrios, CIDE.