Josemaría León Lara

Como ya es tradición, año con año la revista TIME suele publicar una edición dónde enlista las cien personalidades más influyentes del mundo. Esta lista, incluye personalidades del mundo del espectáculo, académico, deportivo, político, periodístico, religioso, entre otros y que cada uno influye desde su ámbito en un cambio considerable para el mundo.

Por supuesto que ese cambio considerable para el mundo es visto desde la óptica de los Estados Unidos, y lo relevante de la edición del dos mil quince es que la fotografía portada de la revista sea un emigrante mexicano. El periodista Jorge Ramos, fue reconocido por TIME por ser el conductor de noticias más influyente de habla hispana en los Estados Unidos, resaltando la importancia de la comunidad latino en el vecino país del Norte.

Esta semana, durante la gala de reconocimiento ofrecida por la ya mencionada revista, Jorge Ramos tuvo la oportunidad de realizar un brindis a todos los presentes, el cual dividió en tres partes: la corrupción en el gobierno mexicano; los presos políticos en Venezuela; y el voto latino en las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Empezaremos analizando de atrás para adelante. Jorge Ramos, brinda por los que él llama sus héroes, estudiantes indocumentados que llegaron a los Estados Unidos a muy temprana edad, y como soñadores que son tomando en cuenta que en la última década el Congreso de aquel país no ha hecho nada en materia migratoria, ellos han decidido cambiar esa situación puesto que se saben y se sienten verdaderos ciudadanos americanos a pesar de no contar con papeles para demostrarlo. Sobre esta situación, Ramos valientemente da un consejo a los posibles candidatos presidenciales, haciendo hincapié que el voto latino hará decisión en las siguientes elecciones.

Sobre el caso de Venezuela, hace un llamado a Nicolás Maduró de liberar a Leopoldo López, el principal opositor al régimen del sucesor de Chávez, mencionado que sólo en las dictaduras existen los prisioneros políticos; y que además Leopoldo López lleva un año encarcelado simplemente por decir lo que piensa.

Por último, resalta la ironía ya que no hace mucho tiempo la misma revista publicó al presidente de México Enrique Peña Nieto bajo la leyenda “Saving Mexico” (Salvando a México), con el argumento de las famosas reformas estructurales.

Durante la primera parte de su discurso, el periodista mexicano brinda por sus colegas que fueron despedidos por haber sacado a la luz pública los actos de corrupción por la compra de casas a contratistas del gobierno por parte del presidente, de su señora esposa y de uno de sus secretarios, para que después estas empresas se vieran beneficiadas con obras millonarias (vamos, a estas alturas todos conocemos la historia).

Más continúa diciendo: “En cualquier país con un poco de Estado de Derecho el Presidente hubiera sido forzado a renunciar, ¿adivinen que paso? El Presidente de México no renunció, y los periodistas que denunciaron la corrupción fueron despedidos, eso no es salvar a México”. Para terminar haciendo una declaración tajante: “Señor Peña Nieto, comprar casas de contratistas y luego darles millones de dólares en contrato, eso es corrupción. Por eso tanta gente quiere su renuncia y no nos vamos a callar”.

Valiente es, hacer una declaración de esa magnitud ante la prensa internacional, reconociendo su calidad de mexicano y llamar a hacer un alto a la corrupción en México; Jorge Ramos un mexicano reconocido en el extranjero como un personaje influyente que desde su trinchera está ayudando a cambiar al mundo.

Meses atrás la prensa internacional, veía el regreso del viejo partido a Los Pinos como una posible esperanza para México, bajo el escudo de las “reformas estructurales”; más no se nos olvide que muchas de esas reformas de venían cocinando desde hace dos sexenios atrás y ese mismo partido teniendo mayoría en el Congreso, decidió no darles aprobación legislativa.

Agradezco sus opiniones de la presente columna al correo: jleonlaradiaztorre@gmail.com

Twitter: @ChemaLeonLara

¡Participa con tu opinión!