Hay saturación en el área de terapia intensiva para pacientes COVID-19 en el Hospital Miguel Hidalgo, por lo que se amplió al siguiente nivel, reconoció el dirigente del Sindicato de dicho nosocomio, Francisco Javier Araiza Méndez.

En conferencia de prensa, comentó que actualmente hay poco más de 36 pacientes con COVID en dicho hospital, donde 12 están en el área inicial de urgencias respiratorias y 12 más están en terapia intensiva con respirador, por lo que prácticamente las camas están saturadas, de ahí que se amplió ya el siguiente nivel. “Sí, en terapia como tal es lo que nos preocupa, pero ya se abrió un siguiente piso donde se acondicionó el área intensiva. Desconozco el número que se amplió de camas pero aún así, sigue habiendo disponibilidad”.

Asimismo, dijo que hasta el momento son el único hospital en el estado con cero mortalidad entre los trabajadores por COVID-19 aunque entre 30 y 40 personas se han contagiado, con personal de enfermería, médicos y del área administrativa siendo un 90% de ellos asintomáticos y solamente de 3 a 4 compañeros llegaron a tener síntomas pero sin necesidad de hospitalizarse. “La mayoría ya está de regreso a sus labores y los contagios se han dado sobre todo en enfermeras, pero se ha comprobado que la mayoría de ellos tienen un segundo trabajo ya sea en el IMSS, en el ISSEA o bien en un hospital privado y el contagio es muy seguro que haya sido fuera del hospital”.

Resaltó que al inicio de la contingencia era más dinámico el muestreo de pruebas entre el personal del hospital, pero a la fecha ya no es así. “Si se enfermaba alguien, de inmediato los rastreaban, pero en la actualidad si no tienes síntomas no te rastrean. Ese es el temor del trabajador, porque se menciona que hay un protocolo, que si no tienes los síntomas no se hace la prueba. Esa es la preocupación de los trabajadores y ya lo expusimos a la dirección del hospital”.

Detalló que ante el temor de los trabajadores, muchos han invertido entre 1,500 y 2 mil pesos en la compra de insumos de protección, además de que el Sindicato también ha invertido poco más de 100 mil pesos en equipo y brindado apoyo económico a cerca de 300 personas entre médicos y enfermeras a quienes les han entregado overoles, lentes o goggles, cubrebocas, escafandras, sujetadores para cabello, sanitizantes, entre otros.