El Servicio de Administración Tributaria advierte a la población que es falso que este organismo desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público cobre impuestos por depósitos en efectivo realizados en instituciones bancarias.

Mediante un comunicado, el SAT aclaró que todos aquellos depósitos que se realizan para gastos de padres a hijos o viceversa, pagos por venta de catálogo, así como tandas o préstamos personales, no son vigilados, ni se cobra algún tipo de impuesto a quienes los efectúan.

Para la dependencia es importante que toda la población conozca las disposiciones fiscales e información correspondiente al régimen de contribución del que son parte, y que solamente las instituciones financieras podrán entregar información mensual de aquellos contribuyentes que estén bajo un proceso de alguna auditoría, fiscalización o revisión por parte del SAT.

El SAT enfatizó que solo en las auditorías en que se detectan incongruencias entre los gastos e ingresos podrá solicitar a las instituciones financieras la información de los depósitos para evitar defraudaciones fiscales.

Como dato complementario, el SAT realiza aproximadamente 10 mil auditorías anuales en las que se revisa la información declarada por los contribuyentes respecto a los depósitos bancarios recibidos y se coteja con los datos que brindan las instituciones financieras mensualmente para una fiscalización más exacta.

Lo anterior, permite agilizar y eficientar las auditorías y, por tanto, combatir de forma más expedita la evasión fiscal.

Para evitar que el contribuyente tenga problemas con el SAT, se recomienda: que guarde sus estados de cuenta y siempre cuente con una copia del recibo por el depósito realizado; el cual debe especificar el monto, la cuenta de dónde proviene el depósito, la forma de pago, número de reporte de transferencia o cheque, así como el número de la cuenta bancaria.