Elementos Estatales lograron evitar que se consumara una nueva extorsión telefónica, en la cual unos delincuentes solicitaban el pago de 50 mil pesos a cambio de no privar de la vida al integrante de una familia, al cual, supuestamente, tenían en su poder.
Aproximadamente a las 22:00 horas del pasado viernes, el número de emergencias 911 atendió un reporte en el que requerían su intervención, debido a que una familia había recibido una llamada telefónica en la que indicaban que tenían secuestrado al padre de familia, identificado como Osvaldo, por quien reclamaban el pago de la cantidad antes señalada. Fue así como elementos de la Policía Estatal y preventivos de Pabellón de Arteaga se trasladaron hasta el lugar del reporte, en donde, al llegar, orientaron a los familiares, haciéndoles saber que seguramente se trataba de una extorsión telefónica, por lo que utilizarían todos los medios posibles para localizar a Osvaldo, insistiendo en que no realizaran ningún depósito, ni proporcionaran datos personales, ni de otros miembros de la familia. De inmediato, se implementó un operativo en el que la policía recorrió sitios públicos, hoteles y plazas, mientras que la Policía Cibernética realizaba, a su vez, acciones diversas para su localización. Finalmente, Osvaldo fue encontrado sano y salvo; al ser cuestionado, indicó que, desde las 16:00 horas, recibió una llamada en la que un sujeto, que dijo ser integrante de un grupo delictivo, le mencionó que estaba en un enorme problema. Le explicó que habían detectado que, de su teléfono celular, habían salido llamadas dando información al grupo contrario y, que si no quería tener problemas, debía deshacerse del celular o, de lo contrario, irían por él para hacerle daño, mencionando una y otra vez que ya lo tenían ubicado.
Finalmente, fue entregado a sus familiares, sin que se realizara depósito alguno por ello.

¡Participa con tu opinión!