Sano y salvo

Terminó la pesadilla para una familia que había reportado la desaparición de un menor de 11 años de edad.
Y es que tras las investigaciones realizadas por elementos de la Fiscalía General del Estado, logró ser ubicado en el domicilio de su abuela paterna, descartándose cualquier hecho delictivo.
Todo se originó cuando el pasado martes acudió una mujer a la Fiscalía General del Estado, para reportar la desaparición de su hijo de 11 años de edad. Manifestó que desde un día anterior, había permitido que se quedara en el domicilio de su abuela materna, ubicado en el fraccionamiento Ojocaliente IV.
Sin embargo, más tarde, su progenitora le habló para avisarle que el menor se había salido del domicilio desde las 09:00 de la mañana y no podía localizarlo. Por lo que comenzaron con la búsqueda con resultados negativos, por lo que decidió dar parte a las autoridades ante el temor de que hubiera sido objeto de algún delito.
Afortunadamente, una vez que elementos de la Fiscalía General del Estado iniciaron las investigaciones, a las 19:00 horas del mismo martes lograron localizarlo sano y salvo en el domicilio de su abuela paterna, ubicado en el municipio de San Francisco de los Romo, hasta donde se había trasladado por sus propios medios con la finalidad de ir a ver a su padre.
Cabe destacar que la abuela paterna manifestó que el niño llegó al domicilio a las 15:00 horas y le comentó que su mamá tenía conocimiento, por lo que no le dio importancia al imaginar que efectivamente sí le habían dado la autorización. Una vez localizado y cubiertas las diligencias correspondientes, el infante fue entregado a su progenitora.