José de Jesús López de Lara

Un malviviente fue abatido a balazos por oficiales de la Policía Montada, luego que junto con sus familiares y otras personas intentaron agredirlos con un cuchillo y con piedras al resistirse a una revisión de rutina durante un operativo disuasivo que se llevó a cabo en la colonia Los Pericos. Los dos oficiales de la SSPM involucrados en los hechos, se encuentran actualmente bajo investigación en la Fiscalía General del Estado.
Quien murió a balazos fue un malviviente identificado como Ángel, alias “El Güero”, de 22 años, mientras que su hermano de nombre Marcos, de 18 años, fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, donde se reportó su estado de salud como grave.
Los violentos hechos se registraron el martes a las 11:50 de la mañana, en la calle San Rafael y esquina con la calle San Bernardo, en la colonia Los Pericos.
De acuerdo a las investigaciones que realizan agentes del Grupo Homicidios de la PDI, todo se originó cuando policías preventivos de Aguascalientes de la Policía Montada, se encontraban realizando un operativo disuasivo en la colonia Los Pericos, cuando en determinado momento detectaron a un grupo de individuos que estaban ingiriendo bebidas alcohólicas en la vía pública.
Los oficiales procedieron a someterlos a una revisión de rutina, cuando repentinamente de una vivienda salió una persona del sexo masculino que atacó a uno de los policías preventivos con un cuchillo, al tiempo que lanzaba varios “viajes” a otro de los agentes municipales con la intención de herirlo.
Al mismo tiempo, los mismos sujetos que ya habían estado sometidos, se abalanzaron a golpes contra los policías preventivos, por lo que uno de ellos utilizó su pistola de cargo con la cual realizó varios disparos, abatiendo al individuo que portaba el cuchillo, además de lesionar a uno de sus hermanos.
Cuando familiares de las víctimas se percataron de la agresión, comenzaron a atacar a los policías preventivos con piedras y palos, provocando daños a varias patrullas, por lo que se solicitaron refuerzos y momentos después arribaron agentes del Grupo de Operaciones Especiales de la SSPM, policías viales y oficiales del Destacamento “Terán Norte”, quienes controlaron la situación.
De igual forma, arribaron paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la SSPM, quienes trataron de reanimar a Ángel, aunque momentos después murió por los impactos de bala. Su hermano Marcos, fue trasladado gravemente herido al Hospital Hidalgo a recibir atención médica, donde quedó con custodia policiaca.
Cabe destacar que los agentes de la Policía Montada de la SSPM que participaron en el operativo fueron detenidos, aunque más tarde sólo dos oficiales quedaron sujetos a investigación en la FGE. Al lugar de los hechos acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.