En el municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco, cuatro policías preventivos fueron asesinados por un grupo de la delincuencia organizada, al ser emboscados cuando circulaban por el libramiento sur, a la altura de la Cervecería Corona.
A pesar de que se implementó un impresionante operativo, los sicarios lograron escapar hacia el monte y dejaron abandonada una camioneta Ford Lobo pick up, que fue utilizada en el ataque armado.
Los sangrientos hechos se registraron el sábado a las 23:45 horas.
Los cuatro policías preventivos de Encarnación de Díaz fallecidos viajaban a bordo de la patrulla ED-14. Fueron identificados como Humberto Joel G. H.; Diego C. D.; Francisco Manuel V. A. y Cesáreo G.G.
Se informó que los cuatro oficiales se desplazaban en la unidad policiaca por el libramiento sur de Encarnación de Díaz, Jalisco, cuando, al llegar a la altura de la Cervecería Corona, fueron emboscados por un comando de sicarios que viajaba en tres camionetas.
Los policías preventivos fueron atacados con rifles de asalto. En la escena, se localizaron más de 300 casquillos percutidos.
Al arribo de policías estatales, policías preventivos de Encarnación de Díaz, elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano, así como de la Fiscalía Región Altos Norte de la FGE de Jalisco, encontraron los cuatro cadáveres, que presentaban impactos de bala.
En la caja de la patrulla, fue localizado uno de los cuerpos, otro más en la cabina y dos más en el exterior de la unidad policiaca.
Cabe destacar que, cuando policías estatales de Jalisco se dirigían a prestar apoyo a sus compañeros, se toparon con una camioneta Ford Lobo pick up en la que viajaban los sicarios, por lo que fueron en su persecución.
Fue a la altura del poblado de Santa María Transportina, que los sicarios abandonaron la camioneta y escaparon corriendo hacia el monte, por lo que no pudieron ser capturados.
Al lugar de los hechos, acudió el agente del Ministerio Público de la FGE de Jalisco, quien inició la carpeta de investigación correspondiente, así como el personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), quienes tomaron parte en el levantamiento de los cuatro cadáveres de los policías preventivos de la mencionada demarcación altense.