No se dará marcha atrás al reto de sanear al Río San Pedro y para que el objetivo se cumpla más rápido, se requiere de la participación activa de empresarios, agrupaciones civiles y de la población en general, así como las dependencias de gobierno, involucradas con estas acciones, destacó el titular de la Secretaría de Gestión Urbanística, Ordenamiento Territorial, Registral y Catastral, Armando Roque Cruz.
En reunión de los integrantes del Comité Interinstitucional de Saneamiento del Río San Pedro, se abordaron acciones para resolver la problemática de contaminación que registra este cauce y sus alrededores.
El funcionario convocó a los constructores a sumarse al programa de recuperación que, en esta etapa, abarca una extensión de 28 kilómetros.
Habló de la importancia del rol de la autoridad para ejecutar estrategias para la conservación y sustentabilidad del entorno.
Reconoció que los esfuerzos de un gobierno o una administración están incompletos sin la activa colaboración de la sociedad organizada y la ciudadanía.
Exhortó al Consejo de la Construcción a replicar entre sus agremiados, el proyecto que involucra la recuperación de este ecosistema para que se sumen en las brigadas de vigilancia y limpieza.
Dijo que siempre será bien recibida la experiencia y la herramienta y maquinaria, pero sobre todo el recurso humano, con la finalidad de fortalecer las acciones tendientes a limpiar el Río, para beneficio de las familias, al convertirse en un lugar de esparcimiento.
Por su parte, la procuradora estatal de protección al ambiente, Ofelia Castillo Díaz, informó que la dependencia a su cargo, en coordinación con la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua (SSMAA), han ejecutado diversas acciones en conjunto con la federación, los municipios de Aguascalientes, Jesús María y San Francisco de los Romo, así como con el sector privado, a lo largo del sexenio.
En diversas áreas se han sumado trabajadores y funcionarios, en la recolección de residuos de manejo especial como escombro y llantas; desazolve del cauce; retiro de vegetación muerta; poda de árboles; remoción de represas en el cauce; limpieza de las orillas de los cauces, además de video vigilancia con monitoreo de 24 horas en seis puntos estratégicos a lo largo del río.
Se prevé la incorporación de más acciones para consolidar el programa de saneamiento, en el entendido de que el cauce se ha dividido en 14 puntos que serán asignados a los voluntarios que se sumen a este compromiso ambiental.
El Consejo Consultivo de la Construcción, está integrado por los representantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Canadevi, Colegio de Ingenieros Civiles, de Urbanistas, de Valuadores, de Arquitectos, Asociación Mexicana de Hidráulica, entre otros.
El Río San Pedro, tiene una longitud aproximada de 100 kilómetros; cruza el estado desde los límites con Zacatecas en el norte, hasta el límite con Jalisco en el sur.
En los últimos tres años se han saneado 20 kilómetros y la meta siguiente son 28 kilómetros, que se espera cumplir a lo largo del presente año.