Sanciones a quienes encarezcan ‘el amor’

Lleva a cabo la representación de la Profeco en Aguascalientes un operativo de verificación y vigilancia en distintos comercios con motivo de la celebración del Día del Amor y la Amistad. Su titular, Carlos Ricardo Olvera Ávila, recordó que los comercios se pueden hacer acreedores a la colocación de sellos de suspensión y de multas en caso de abuso hacia los consumidores.

El funcionario federal comentó que desde el pasado día 10 hasta el 14 de febrero, el personal de dicha dependencia federal lleva cabo recorridos por todos los establecimientos que realizan ventas alusivas a la temporada del Día del Amor y la Amistad, tales como perfumerías, dulcerías, tiendas de regalos, discos, ropa, florerías, hoteles, moteles y estacionamientos.

Apuntó que durante estos días darán atención a las denuncias en contra de los proveedores de los bienes, productos y servicios de temporada, mismas que hayan sido turnadas a través del Módulo de Atención del Área de Verificación y Vigilancia, aunado a los recorridos para colocar preciadores en los establecimientos fijos y semifijos con venta de productos alusivos al día de San Valentín, donde son colocados los decálogos del derecho del consumidor, así como en tiendas de conveniencia, departamentales y restaurantes.

Olvera Ávila resaltó que aquellos comercios abusivos pueden hacerse acreedores a sanciones previstas en el Artículo 25 de la Ley Federal del Consumidor que van desde los 205 hasta los 20 mil 580 pesos como medida de apremio y en caso de persistir la infracción, se pueden imponer multas por cada día que transcurra, hasta por 8 mil 232 pesos. “Nosotros queremos hacer una labor preventiva, hablar con cada uno de estos lugares donde se comercializan productos o bienes y servicios alusivos a la temporada del Día del Amor y la Amistad, y que esto se lleve a cabo de una manera cordial y con mucho amor en esta temporada”.

Recordó que el año pasado con motivo de esta celebración, la Profeco en Aguascalientes llevó a cabo cinco conciliaciones inmediatas, cuyas quejas fueron porque no les respetaban algún producto a los consumidores o de que en el establecimiento estaba publicado un precio por otro y dicha instancia federal se dio a la tarea de conciliar.